9 agosto 2022

OBRAS NO BIEN VISTAS

obras

Viernes 23 de diciembre de 2016.

La situación hídrica regional es un tema que está preocupando a varios distritos, y en ese marco una de las noticias más importantes ligadas al tema de los últimos días tiene que ver con una serie de declaraciones del intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, quien criticó al jefe comunal trenquelauquense, Miguel Fernández, de quien dijo que no está defendiendo a su distrito ante el avance del agua desde el norte.

Zurro sostuvo que una canalización como la que se está proyectando perjudicaría a Pehuajó y Trenque Lauquen.

También criticó al ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio. “Para los bonaerenses, que el ministro Frigerio no sepa dónde queda El Salado es un destrato”, señaló.
Y enseguida el intendente pehuajense le apuntó a Miguel Fernández. “Me preocupan las declaraciones del intendente de Trenque Lauquen, quien dijo que no es necesario subirse a una mesa y zapatear como Zurro: que el problema se arregla políticamente. Ese intendente hace una defensa cero de Trenque Lauquen. Lo apretaron, ahora está asustado porque la Rural de Trenque Lauquen plantea lo mismo que nosotros. El canal que une Córdoba con El Hinojo-Las Tunas deja en una situación muy compleja a Pehuajó y Trenque Lauquen”, señaló.

Respecto a las necesidades de su distrito en torno a este tema, Zurro hizo hincapié en algunas prioridades. “Como mínimo, a nosotros nos tienen que hacer los cuatro puntos que pedimos: regulación de La Fuente, corrimiento del terraplén, rectificación del Jauretche y luego el canal a la derecha de la Ruta Nacional 5. Lo de ahora favorece a Córdoba, que tiene un acuerdo político, a La Pampa, que nos invadió, y a Rivadavia y Villegas, que son de Cambiemos”, detalló.
Luego el jefe comunal fue consultado sobre si había sido invitado a alguna de las reuniones que se concretaron por el avance del agua, y respondió que “a una sola”. “Pero como no pudieron rebatir nuestra postura no nos invitaron más”, agregó, y también sostuvo: “Realmente una vergüenza. Pero yo me peleé con Arlía, ministro de Scioli, cuando fue la problemática de 2012. No es que me peleo con Cambiemos, me peleo a favor de Pehuajó”.