14 agosto 2022

EXPLICAN EL "POR QUÉ" DEL SISMO EN LA ZONA

 

sismo_r424-jpg

Miércoles 9 de noviembre de 2016.

Una información que circuló por las redes sociales ayer lunes, dio cuenta de un movimiento telúrico con epicentro de la localidad de Garré, en la provincia de Buenos Aires, de grado 4 en la escala de Richter.

El temblor se sintió a las 4.47 horas en esa localidad del oeste bonaerense y también en Casbas, muy cerca de Guaminí.

La noticia fue confirmada horas después por el INPRES, pero no obstante causó extrañeza ya que es muy poco frecuente que se sucedan acontecimientos de esta naturaleza en plena llanura pampeana.

Para despejar dudas al respecto, la geóloga bolivarense radicada desde hace muchos años en Trelew, Juliana Cabreros, explicó lo siguiente:

“Durante la madrugada del lunes se detectó un movimiento sísmico en el oeste de la provincia de Buenos Aires. Fue un temblor pasajero, prácticamente imperceptible, cuyo foco se registró solamente a 10 km de profundidad, lo que llamamos un terremoto superficial. Los sismos o terremotos son el resultado de la liberación rápida de energía acumulada lentamente en las rocas. La parte más externa de nuestro planeta está formada por una delgada capa de materiales rocosos en continuo movimiento, que lentamente se desplazan como las piezas de un rompecabezas esférico.

En la provincia de Buenos Aires, esta capa está constituida principalmente por rocas muy antiguas, paleozoicas, que si bien se consideran actualmente estables, durante el transcurso de millones de años han sufrido deformación y fracturación en respuesta al ajuste de los desplazamientos tectónicos. Parte de las rocas del basamento pueden observarse en las serranías de los Sistemas de Ventania y Tandilia; otra parte está sepultada bajo espesos depósitos de materiales sedimentarios más modernos y suelos que conforman la pampa húmeda y enmascaran las estructuras profundas.

La dinámica de nuestro planeta, basada en un movimiento lento y continuo de la capa más externa, se evidencia en los márgenes de las placas tectónicas donde los terremotos son comunes, no obstante el ajuste requiere en ocasiones liberación de energía en sectores considerados tectónicamente inactivos, tal es el caso del terremoto que afectó esta región”.

Fuente: La Mañana - Bolívar.