15 julio 2024

Trigo: BUENA COSECHA, BUENOS RENDIMIENTOS

Viernes 27 de Noviembre de 2015.

Los buenos rendimientos que se vienen dando en el norte del país permitirían mejorar la producción total del trigo a nivel nacional hoy estimada en 9.5 millones de toneladas.
cosecha_de_trigo_precios_fyo
Los datos fueron consignados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que señaló que al momento los primeros números relevados se encuentran “por encima de las expectativas”. De continuar la tendencia se aumentará la actual proyección que por ahora refleja una caída interanual del 19% respecto de las 11.7 millones de la campaña 2014/2015.
Según la Bolsa, la cosecha se encuentra próxima a finalizar en la región NEA, donde luego de recolectarse el 95% del área apta, el rinde medio alcanzó los 17,4 quintales por hectárea. A su vez, en el NOA, el avance de trilla alcanzó el 90%, con un rinde medio de 13 quintales que varía en función del nivel tecnológico aplicado durante el ciclo.
La misma situación es observada por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR); que destacó que los cuadros del norte de la región estrenan la cosecha triguera con rindes de 30 a 40 quintales, “tal como se esperaba”. En Córdoba se obtuvieron 52 quintales por hectárea, más otros que cayeron a pisos de 15 quintales por las pérdidas que causó el granizo.
En referencia al avance comercial del ciclo en curso. Los contratos de futuro son el fiel reflejo de la expectativa que tiene el productor porque se cumpla la quita de las retenciones y también un tipo de cambio por arriba del 40 por ciento. Los datos publicados por el Ministerio de Agricultura presentan una caída del 78% respecto del año pasado.
Hoy apenas se intercambiaron 514.000 toneladas contra los 2.3 millones de la campaña 2014/2015. La diferencia es casi de 5 a 1.
Sin los derechos de exportación, el cereal podría llegar a pagarse a u$s183 la tonelada. Los datos comerciales muestran que 6,5 millones de toneladas es lo que hay para vender por parte del productor. Quiere decir que los ingresos ascienden a u$s1.190 millones.
Lo cierto es que la fuerte retención por parte del productor genera un faltante que hace que la molinería salga a ofrecer un mayor precio para encontrar la mercadería lo que incide en un alza en la bolsa de harina, alza que ya llegó a las panaderías. Para los molineros, los panaderos no deberían subir el kilo de pan. Argumentan que tienen colchón suficiente tras las subas de hace dos años. Del otro lado señalan que la inflación lo diluyó.