15 julio 2024

LOS NUEVOS "CAPOS" DEL PJ DE LA CUARTA SECCION

pj

Miércoles 11 de noviembre de 2015.

No sólo el macrismo y el radicalismo dijeron “Cambiemos”. La renovación y el cambio también tuvieron lugar en el peronismo bonaerense. Varios son los históricos intendentes que el 10 de diciembre dejarán su lugar a jóvenes dirigentes que desde hace un tiempo se abrazaron a la causa kirchnerista y que ahora tendrán la posibilidad de llevar adelante los destinos de sus distritos y, por qué no, del ahora castigado PJ de la provincia de Buenos Aires.
En la previa al cierre de listas, la duda que rondaba en la Cuarta Sección pasaba por quién iba a quedarse con el primer puesto de la lista de Diputados, si Julián Domínguez o Florencio Randazzo. Ninguno de los dos. El uno fue para el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, quien ubicó en ese privilegiado lugar a su sobrino Avelino (Zurro).
Después, por si fuera poco, en una sección arrasada por Cambiemos, logró retener el distrito. El alcalde se convirtió en uno de los líderes del peronismo seccional. La confirmación llegó hace pocos días, en el marco de la primera reunión de la Cuarta post elecciones generales, la cual fue convocada por Zurro y se llevó a cabo en Pehuajó.
Su mano derecha, si se quiere, será Alexis Guerrera, de General Pinto, quien ganó fácil la contienda distrital y gobernará hasta 2019. Los otros ganadores son Walter Torchio, de Carlos Casares, y Germán Lago (hijo de Marta Médici, la actual jefa comunal), de Alberti; pero según cuenta un legislador allegado, a ambos todavía les resta recorrer un largo camino como para ponerse a gritar.
Una mención especial merece el médico e intendente electo de Hipólito Yrigoyen, Jorge Cortes, parte de la agrupación Ramón Carrillo (liderada por el ministro de Salud, Alejandro Collia), quien logró destronar a otro histórico, Enrique Tkacik, que se había alejado del GEN para defender las banderas de Cambiemos. Por ahora no le da para meterse en la discusión grande, pero si renueva en 2019, otro será el cantar.
El principal derrotado de la Cuarta sección es Florencio Randazzo, quien ni siquiera logró llevar a la victoria al intendente de Chivilcoy, Darío Speranza. Lo peor del caso es que el todavía alcalde cayó ante el massismo (Guillermo Britos) y no ante Cambiemos, como casi todos los otros perdedores. También cayó Aldo “El Gaucho” San Pedro (Bragado), creador del Partido de la Victoria y siempre ligado al ministro del Interior y Transporte, sobre todo a través de su esposa, María del Carmen Pan Rivas, y su hijo, el diputado provincial Mariano San Pedro.
También perdió el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. El legislador provincial y ex intendente Darío Golía, hombre de su riñón, no consiguió retener Chacabuco para el peronismo. Tal como señalaron desde la oposición, la ausencia del ex ministro de Agricultura en la boleta les facilitó la tarea a los candidatos de Cambiemos. Sucumbió también Gerardo Berchi (Florentino Ameghino), el elegido de los hermanos Andrea y Patricio García.
Otro de los grandes perdedores es el intendente de Lincoln, Jorge Fernández, quien intentó despegarse tanto de Randazzo como de Domínguez, cobijarse bajo el ala de Aníbal Fernández y así tomar protagonismo en la Cuarta. La jugada le salió muy mal. No sólo perdió el distrito, sino que el ganador y hombre más poderoso de la sección es ahora Pablo Zurro, con quien mantiene una muy mala relación.
“Las ratas pueden disparar por tirante”, dijo hace un tiempo el mandatario de los pagos de Manuelita, al referirse, entre otras cosas, a la “tibia defensa” del gobierno que Fernández esgrimió en el marco del conflicto con el campo.