“NI UNA MENOS”, SOBRE EL CORAZÓN