21 junio 2024

Inédito: allanan una Municipalidad por adulterar y usar un auto secuestrado

Según el dueño del vehículo -secuestrado por mal estacionamiento- era utilizado por el municipio con otra chapa patente, otro motor y otros daños.

Fue allanada la Municipalidad de Tornquist en el marco de una causa que investiga el uso por parte del municipio de una camioneta que estaba secuestrada y que su dueño denuncia que el vehículo sufrió adulteraciones y daños. El allanamiento, encabezado por la fiscal Leila Violeta Scavarda, estuvo a cargo de personal de la DDI de Bahía Blanca y no arrojó resultados positivos.

De acuerdo con la denuncia penal, en enero de 2021 la comuna secuestró el vehículo, una camioneta marca Isuzu, que se encontraba estacionada frente a un taller mecánico, ya que su dueño la había dejado allí para que fuera reparada. El 15 de junio pasado, Fernando Darío Obuljen (oriundo de Mar del Plata pero que por entonces prestaba tareas en Tornquist) se presentó en el Juzgado de Faltas de Tornquist, donde abonó el pago de una multa sobre ese vehículo para que se le haga entrega del mismo.

Sin embargo, según la denuncia, el municipio “adulteró la identificación legal de ese automotor, sustituyendo las chapas patentes colocadas por otras del dominio CYI412 (…); que fue sustituida la planta motriz original de fábrica por otro motor desconocido; que fueron ocasionados diversos daños en toda la unidad automotriz de su propiedad en todo ese tiempo; que estos extremos fueron constatados en la vía pública por personal policial que secuestró dicho automotor en posesión de funcionarios municipales y en presencia del denunciante (…)”, según cita La Nueva en su página de Internet.

De a cuerdo con el sitio La Brújula 24, en su momento el municipio le explicó al propietario de la camioneta que cuando el taller mecánico [la había llevado luego de que se le quemara la tapa de cilindros] cerró y su rodado quedó en la calle, fue secuestrado y llevado al corralón local. Lo que pasó luego es lo que ahora debe investigar la Justicia.

El 15 de agosto del año pasado, el propietario vio a su vehículo circular por la vía pública de Tornquist y avisó a la Policía, cuyo personal constató que el rodado tenía la patente colocada CYI 412 (perteneciente a una Chevrolet LUV de la Municipalidad de Tornquist) y con motor colocado de un Renault 9 que tenía pedido de secuestro por robo, agregó La Nueva. El allanamiento de ayer se hizo a los fines de secuestrar autopartes de la Chevrolet LUV y del Renault 9.