30 mayo 2024

Analizarán si la vacuna contra el Covid será incorporada al calendario

Grupos específicos podría ser el rango etario que intentarán incluir una vacunación obligatoria contra el Covid-19 en Argentina. Los niños, adultos mayores y pacientes inmunodeprimidos serían los alcanzados por esta medida.

Mientras que en farmacias y vacunatorios arrancó la vacunación antigripal como antes de cada invierno, la comisión técnica que asesora a las autoridades sanitarias analiza la incorporación al calendario de una dosis anual contra Covid, también, para ciertos grupos de riesgo. De tomarse esa decisión a partir de la conclusión a la que arribe la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain), sería para el calendario 2025. Hasta entonces, el acceso a esa vacuna se mantiene como hasta ahora.

Ya con la enfermedad por el virus SARS-CoV-2 como una más entre las infecciones respiratorias bajo vigilancia sanitaria –junto con la gripe, la neumonía o la bronquiolitis en menores de dos años–, la opinión que emita la Conain pasará a ser una recomendación para los ministerios de Salud nacional y provinciales que la tratarán en próximas reuniones del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

Entre las preguntas que repasarían es si los menores de uno, dos o hasta cinco años, según definan, y los adultos mayores tendrían que recibir una dosis anual, de acuerdo con datos de internación y mortalidad asociada con Covid. En el caso de las personas que están inmunosuprimidas, otro de los grupos considerados priorizado, el interrogante sería si la dosis debiera ser anual o semestral dada una mayor vulnerabilidad inmunológica. Otro grupo son las embarazadas.

La vacuna a aplicar por calendario sería de ARNm (plataforma que desde la pandemia comercializan los laboratorios estadounidenses Moderna y Pfizer).

En la cartera sanitaria nacional indicaron que la incorporación “está en estudio” y esperan la recomendación de la Conain.

Ante la consulta, Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y presidenta de la Conain, se excusó de responder como titular de la comisión (la agenda y los debates son confidenciales hasta la publicación de las recomendaciones).

A título personal, en tanto, consideró que “sería importante discutir en la comisión la entrada a calendario” de la vacunación anual para Covid en determinados grupos, “con un análisis previo de los datos locales que den sustento a una recomendación”.

Datos de internación y mortalidad

En una reunión con infectólogos y pediatras, organizada por el laboratorio Moderna el mes pasado en el centro porteño, se presentaron datos nacionales sobre internación y mortalidad por Covid desde junio de 2022 hasta diciembre del año pasado, período con circulación ya de subvariantes de ómicron y con la enfermedad que causan integrada a las infecciones respiratorias bajo vigilancia epidemiológica.

En 27.668 internaciones por SARS-CoV-2 confirmado por laboratorio en esos meses, la hospitalización en menores de un año es similar a la de adultos de entre 80 y 84 años (respectivamente, 344,8 y 358,6 por cada 100.000 habitantes), con una mortalidad (5,5 por millón de habitantes) cercana a la del grupo de entre 50 y 55 años durante 2023. En los de un año de edad, en tanto, se acerca más a internación de las personas de entre 55 y 65 años (respectivamente, 67,6 y 59,9-77,6 por cada 100.000 habitantes). A partir de los 85, los números casi se duplican con respecto de los de 80 años. La mortalidad por Covid supera el promedio para la población general (10,8 por millón de habitantes) de los 60 en adelante (entre 18,2 a esa edad y hasta 268,2 por millón de habitantes a los 90 años o más).

En los chicos, según amplió Gentile sobre esos datos, se está viendo que los que contraen el virus SARS-CoV-2 y necesitan internación no cuentan con la vacunación recomendada o nunca recibieron una dosis. En el caso de los adultos mayores, en las internaciones se ven pacientes que no recibieron algún refuerzo en seis meses o más desde la última dosis o nunca lo hicieron.

“El objetivo sería bajar la hospitalización y la gravedad de la enfermedad en los mayores y los chicos, sobre todo en los menores de dos años”, opinó ante la pregunta. Y recalcó: “Covid-19 no tiene un pico estacional tan claro como otros virus respiratorios”.

A finales de marzo, mientras corría la mayor epidemia de dengue en el país de la última década y media, el 17,6% de las muestras tomadas a pacientes que consultaron en las unidades de monitoreo ambulatorio (UMA, red centinela) en hospitales del país eran positivas para SARS-CoV-2 y se confirmaron 30 casos en pacientes internados (positividad del 5,5%), según publicó el Ministerio de Salud nacional. Esa semana, la positividad para el virus de la gripe, también en las UMA, era del 5%. Las variantes del SARS-CoV-2 con mayor circulación local siguen siendo JN.1, XBB (linajes XBB.1.5 y XBB.1.16) y, en menor medida, EG.5 y BA.2.86. A mediados del mes pasado, con el SARS-CoV-2, se detectó el inicio de la circulación estacional de los virus de influenza, bronquiolitis (virus sincicial respiratorio), adenovirus y parainfluenza.

“Hoy, el Covid es una enfermedad endémica que empieza a ser una carga en salud para todos los países”, dijo Gonzalo Pérez Marc, pediatra, investigador principal del Hospital Militar Central y director de distintos ensayos clínicos de vacunas ARNm en el país. “Hay que pensarla como si fuera influenza: la variante ómicron, con sus subvariantes circulantes, [registra]más infectados que con las primeras variantes, pero con menos daño que la original de Wuhan”, agregó.

Consideró, ante la consulta, que eso tiene que ver con la vacunación de la población y la adaptación del virus para seguir circulando en la comunidad, como otros virus respiratorios. “Vemos que Covid funciona como una enfermedad leve para la mayoría, con transmisión aérea y daño pulmonar grave para algunos subgrupos de la población”, precisó a La Nación.

Opinó, como Gentile, que los datos locales de internación y complicaciones graves son suficientemente “robustos” para coincidir con la discusión que da la Conain.

Las preguntas que esa comisión recibe de las autoridades sanitarias las responde a partir de informes que elaboran grupos de trabajo con referentes convocados para cada tema, sea Covid, virus sincicial respiratorio (VSR), dengue, etcétera. Luego, sus miembros aprueban las recomendaciones que se entregan a funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación, que, a la vez, presenta al Cofesa.

“Se recomienda continuar las medidas generales de prevención y control de las infecciones respiratorias agudas”, publicó la cartera sanitaria nacional con el inicio de la temporada de circulación viral.

Además de la vacunación disponible, de acuerdo con la consulta con el médico de cabecera y el calendario nacional, esas medidas son las ya conocidas: mantener los ambientes ventilados y el lavado frecuente y adecuado de las manos.

“Para aquellas personas con síntomas de enfermedad respiratoria, como fiebre o que dificulten sus actividades habituales, lo recomendado (no solo en enfermedades respiratorias), es permanecer en su casa y evitar estar en contacto con otras personas hasta la mejoría sintomática”, recordaron.