25 mayo 2024

María José Gentile dejó un profundo agradecimiento a alumnos y docentes de la EEST N° 2

 

Visitó el establecimiento para saludar a docentes y alumnos que trabajaron solidariamente con su “taller aula móvil”, colaborando con las familias afectadas por el tornado.

En la mañana de hoy, la Intendente Municipal de Nueve de Julio, María José Gentile; acompañada de la jefa de Gabinete, Joselina Rodríguez; el secretario de Gobierno, Víctor Altare, y la secretaria de Desarrollo Comunitario, María Márquez, visitó la Escuela de Educación Secundaria Técnica Nro. 2 “Mercedes Vázquez de Labbé”, con el fin de hacer llegar personalmente a directivos, profesores, alumnos y la comunidad educativa en general, su reconocimiento y el de toda la comunidad, por la tarea realizada por el establecimiento tras el temporal que azotara la ciudad el pasado 19 de marzo, a través de su “taller aula móvil”.

La referida Escuela se apostó en el barrio del ex Matadero horas después del fenómeno climático y realizó una loable tarea, colaborando con la reconstrucción de las viviendas dañadas, pero también brindando un cálido apoyo humano y afectivo a las familias que tanto lo necesitaban.

La jefa comunal agradeció el trabajo de toda la comunidad educativa, y con emoción expresó su agradecimiento, “ante un gesto tan noble, como ya nos tiene acostumbrados la Escuela Técnica; no nos queda más que destacar su actitud, el sentido de pertenencia hacia la institución educativa y la comunidad”.

Además, María José Gentile no dejó pasar por alto que “fueron los propios alumnos y profesores quienes tomaron la iniciativa cuando se enteraron que un docente se había visto afectado por el temporal en su vivienda, e inmediatamente tomaron la decisión de ir a ayudar”.

“El aporte de todos fue fundamental y valiosísimo para poder dar respuestas y soluciones a las familias de inmediato, todo esto acompañado de la contención que le brindaron a todos los que estaban embargados por la angustia de haber perdido todo su esfuerzo en un par de minutos”, remarcó.

Posteriormente, los alumnos señalaron que “fue una experiencia maravillosa, ya que nos sentimos muy bien de poder ayudar a quienes habían sufrido esta situación, como así también al ver que había vecinos que se acercaban al barrio a llevarnos algo para tomar o para comer mientras trabajábamos”; mientras que los docentes destacaron que la tarea “fue también de gran aprendizaje para todos nosotros y nos ha fortalecido muchísimo como equipo y a nivel humano”.