25 mayo 2024

Pandemia: el Gobierno creo un organismo para investigar violaciones de DD. HH.

El registro será presidido por la diputada del PRO, Sabrina Ajmechet, quien dio a conocer la noticia por redes sociales. Cuáles fueron los casos con mayor trascendencia durante la pandemia de covid.

Alberto Fernández no para de sumar dolores de cabeza en los últimos días. Luego de que el juez Julián Ercolini determinara este martes la inhibición de bienes del expresidente por la causa de los seguros, este miércoles se avanzó con la creación del "Registro de Violaciones en Pandemia", con el objetivo de recibir eventuales denuncias de violaciones de Derechos Humanos ocurridas durante la pandemia.

"El gobierno de Alberto Fernández es el que más violaciones de Derechos Humanos cometió en democracia. Vamos a hacer un registro de las violaciones de derechos humanos durante la pandemia", comunicó la diputada del PRO, Sabrina Ajmechet, a través de un video.

La legisladora, quien fue elegida como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara Baja, agregó que "todas las víctimas de violaciones familiares podrán contactarse" para compartir su testimonio. "Memoria y Justicia para ellos", concluyó.

La administración anterior recogió críticas durante la crisis del coronavirus a raíz de la políticas sanitarias implementadas mediante el aislamiento obligatorio.

Una medida que tuvo su pico de controversia a raíz de la Fiesta en Olivos en julio de 2020, en medio de las restricciones, donde la entonces primera dama Fabiola Yañez organizó una fiesta con Alberto Fernández y un grupo de amigos dentro de la quinta presidencial.

Los rostros de las víctimas de la pandemia

En total, hubo más de 130 mil personas fallecidas a causa del COVID.19. Entre ellas, hubo historias que salieron del anonimato para convertirse en banderas del drama que vivieron cientos de miles de casos. Situaciones graves que reflejaron la falta de eficiencia de las autoridades para afrontar la pandemia.

Una de las imágenes que más conmovieron fue la de Lara Arreguiz, la joven de 22 años que pasó horas tirada en el frío piso de un hospital público de Santa Fe. Esperó un cama en terapia intensiva pero fue demasiado tarde: falleció cuatro días más tarde.

“Ingresamos y Lara ya estaba muy descompuesta, se ahogaba. Insistí tres veces en admisión para que por favor nos hagan pasar porque se desmayaba. Nos dejaron en un pasillo, donde pasaban pacientes con o sin Covid”, contó su madre en ese momento.

También sobresalió el caso de Solange Musse, la joven enferma de cáncer que no pudo despedirse de su padre en Córdoba. El hombre, que había viajado desde Neuquén, no le dieron la autorización sanitaria para ingresar a la provincia y ver a su hija por no presentar un certificado con el hisopado (PCR) con resultado negativo.

“Tengo todos los permisos. Tengo el resultado del hisopado, tanto que me rompieron las pelotas con el COVID. Me lo hice el lunes y me dio negativo. Estos hijos de puta no me dejaron pasar para ver a mi hija. Esto no va a quedar así”, dijo Pablo Musse tras el deceso de Solange.

Una situación similar a la que vivió Abigail Jiménez, la niña a la que le habían impedido ingresar a Santiago del Estero en medio de las restricciones por el coronavirus. El caso tomó notoriedad en noviembre de 2020, cuando su padre, Diego Jiménez, la cargó en brazos para cruzar la frontera entre Tucumán y Santiago del Estero.

Habían tenido que salir de la provincia santiagueña para que la nena de 12 años, paciente oncológica desde los 7, pudiera realizarse su tratamiento en Tucumán. Cuando quisieron volver les impidieron ingresar a su provincia.

Tres de las 130 mil víctimas que perdieron la vida en pandemia, que representan a una mayoría cuyas historias todavía están a la espera de conocerse.