20 abril 2024

Trece mil galletas gigantes en la Fiesta de la Galleta de Piso

La Cuarta Fiesta de la Galleta de Piso reúne a panaderos, emprendedores, artesanos e industrias locales en un gran festejo que celebra la historia de este tradicional pan, que se cocina en la ciudad desde hace más de 100 años. La cita es en Saladillo el finde que viene.

Unas 13 panaderías ya se están preparando para cocinar más de 13.000 galletas de piso, que se venderán durante la Fiesta que realizará en Saladillo, Provincia de Buenos Aires, en los próximos días 6 y 7 de abril.

La Cuarta Fiesta de la Galleta de Piso reúne a panaderos, emprendedores, artesanos e industrias locales en un gran festejo que celebra la historia de este tradicional pan, que se cocina en la ciudad desde hace más de 100 años. El primer evento fue en 2019 al cumplir un siglo de su presentación en sociedad.

En la Fiesta el Municipio les otorga galletas de piso a 23 instituciones que estarán participando y cada una presenta un menú acompañado por la galleta, como bondiola braseada, bondiola al disco, lechón desmenuzado, pollo al verdeo, alguna buschetta y demás.

Habrá foodtrucks, actividades culturales talleres de danza intercaladas con bandas locales y el cierre con el reconocido artista Carlos Ramón Fernández, que se presentará con su folklore el domingo a la noche. Habrá 120 emprendedores locales mostrando sus productos.

Un poco de historia

Redonda, con un diámetro que puede llegar a los 20 cm de acuerdo al cocinero, la Galleta de Piso es el último pan que se tira en el horno. Se creó hace más de un siglo cuando la familia Onis, cuya panadería La Estrella -fundada en 1912-, envió en 1918 una lata de galletas por barco hasta Milán Italia, para participar de una competencia donde obtuvo el Primer Premio Mundial Medalla de Oro.

Desde entonces la receta de la Galleta se fue difundiendo por el pueblo hasta transformarse hoy en uno de los íconos saladillenses, que homenajea a aquella medalla que aún se puede ver en la cuidad.

Esta galleta es el último pan que se hace en el horno en la panadería, y se cocina en el piso del horno de barro, de allí su nombre. La galleta de piso tiene un sentido especial en la mesa familiar”, detalló Pepe Onís, uno de los nietos del fundador de la panadería que funcionó hasta el año 2000.

Con el fin de preservar la tradición muchas panaderías de la ciudad siguieron fabricando la famosa “Galleta de Piso”, incluso en los tradicionales Hornos a Leña. La celebración tiene como objetivo "evidenciar la identidad de la ciudad de Saladillo" y, de hecho, también tiene su propio monumento, “Tricutum”, una escultura de arte cinético ubicada en la Ruta 205 y Frocham, hoy símbolo de la ciudad, la cual representa un trigal maduro que en uno de sus lados tiene un cuenco conteniendo galletas de piso. La obra fue diseñada y elaborada por las artistas plásticas Maia de Lusarreta y Laura Martín.