13 abril 2024

Es el Día de la Abstinencia Digital

El 5 de marzo es ese día que tenemos una excusa para desconectarnos digitalmente. Se celebra el Día de la Abstinencia Digital. Una fecha especial para desvincularnos del mundo de la tecnología y hacer conexión con nosotros mismos, sin celulares, videojuegos ni computadoras a la vista...

¿Por qué celebrar un día de abstinencia digital?

La intención de este día es conectar con nuestras emociones y vivir más intensamente: conversar, pasear, leer un buen libro, hacer cosas pendientes.

En fin, es retroceder en el tiempo, antes del inicio de la vorágine de las comunicaciones rápidas, el flujo de datos e información y la realidad virtual.

Se trata de promover una campaña de concienciación en la población, para mantener un equilibrio saludable entre la tecnología y la vida cotidiana. En definitiva, para no sucumbir ante la ansiedad digital. La celebración de este día ha sido acogida por escuelas, instituciones religiosas y empresas en todo el mundo.

¿Quién ha creado el Día de la Desconexión Digital?

La creación de esta efeméride en el año 2009 ha sido por iniciativa de Reboot (una organización de arte y cultura judía sin fines de lucro), en asociación con el Sabbath Manifiesto (es un proyecto orientado a desacelerar el impacto de las conexiones digitales en la vida cotidiana, mediante la aplicación de diez principios centrales). En la actualidad es un proyecto desarrollado por Unplug Collaborative, una organización sin fines de lucro creada en 2020.

Beneficios de la desconexión digital

Conoce cuales son algunos de los beneficios de desintoxicarnos de la adicción tecnológica, aunque sea por un solo día:

  • Desconectamos a nuestro cerebro de la dependencia a la hiperconexión.
  • Podemos conciliar el sueño sin dificultad. Descansamos mejor.
  • Mejora la calidad de la atención y la concentración.
  • Incremento de la comunicación.
  • Mejoramiento de las relaciones interpersonales.

No se trata de abandonar el mundo de la tecnología, sino de hacer un sano equilibrio mediante un cambio de hábitos. De esta manera gestionaremos nuestro tiempo, conectándonos con nuestras emociones, sueños, proyectos y estableciendo una conexión real con las personas que son importantes en nuestras vidas.