13 abril 2024

Día Mundial de la Eficiencia Energética

El 5 de marzo es el día que a nivel mundial se promueve la reflexión sobre el importante tema de la energía; no exactamente cómo generar más, sino cómo emplearla mejor.

Cuando se habla de Eficiencia Energética se habla de consumir menos energía, sin disminuir sus prestaciones, ni el confort humano que su uso brinda. Esta reducción de consumo contribuye no tan solo a pagar menos por servicios energéticos, sino también a preservar los recursos naturales y contribuir a la mitigación del cambio climático.

Tener claro este concepto, es fundamental, para que las personas entiendan de qué va todo esto. La eficiencia energética, no tiene nada que ver con lo que mucha gente se imagina, es decir, dejar de seguir viviendo una vida llena de confort. Todo lo contrario, lo que se busca es mejorar la calidad de vida, pero sin perjudicar los recursos y la energía que es tan necesaria para el diario vivir.

En este sentido, lo importante es optimizar en la medida de lo posible la energía a través de otras fuentes mucho más sostenibles, como, por ejemplo, las energías renovables, introducir la práctica del reciclaje, usar fuentes de energía limpia, utilizar la energía solar y eólica, para coadyuvar a potenciar la eficiencia energética a nivel planetario.

Nuestro pequeño aporte al planeta, hará la diferencia

Si de manera consciente y responsable comenzamos hoy mismo con nuestro granito de arena, para que cada día haya una mayor eficiencia energética, el planeta será un lugar mejor para todos. Podemos poner en práctica estos sencillos consejos, que harán la gran diferencia.

  • Usar lamparitas de bajo consumo (LED), consumen menos energía.
  • Evitar dejar las luces encendidas, si no le estamos dando uso.
  • Asegúranos de no dejar los cargadores de los teléfonos móviles en el enchufe.
  • Lavar y planchar la ropa, si es posible de una sola vez y así ahorrar más energía.
  • Apagar todos aquellos equipos que no estemos usando, ordenadores, televisores, etc.
  • Aprovechar al máximo la luz natural en nuestras actividades diarias y así evitar el uso desmedido de la luz artificial.
  • Disminuir el uso de nuestros vehículos y optar por otros medios de transporte.