19 abril 2024

Un sindicalista le dio la espalda a Javier Milei durante su discurso

El legislador de Unión por la Patria decidió no dirigirle la mirada al Presidente durante la apertura de sesiones en el Congreso.

El presidente Javier Milei tuvo su primera apertura de sesiones ordinarias en el Congreso y dejó muchas perlitas. Una de las más llamativas fue la actitud de uno de los diputados.

Se trata de Mario Manrique, quien sorprendió este viernes a todo el recinto cuando tomó la decisión de escuchar el discurso del presidente de espaldas al estrado.

La actitud fue una clara respuesta a la decisión que había tomado Milei meses atrás en su primer discurso como Presidente, cuando habló desde las escalinatas del congreso y hacia la calle, dándole la espalda al edificio que concentra la actividad de los legisladores.

Quién es Mario Manrique
Además de diputado, Manrique es el número dos del sindicato de mecánicos Smata, es uno de los interlocutores sindicales de Máximo Kirchner. Ganó notoriedad hace unos meses, antes de que Milei gane las elecciones, cuando amenazó a los empresarios con “prenderlos fuegos”. En el ajedrez cegetista, juega con Pablo Moyano y es crítico de Héctor Daer y Carlos Acuña, los otros dos integrantes del triunvirato de mando.

Surgido en la actividad mecánica en los talleres de Volskwagen, Manrique, que tiene 62 años, ocupa un cargo el consejo directivo del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) desde el año 2000. Fue vocal, secretario de Organización y en 2008 llegó a ser el número dos del histórico José Rodríguez, quien tuvo al gremio en un puño durante 36 años, pero por problemas de salud dio un paso al costado y acordó con el actual Ricardo Pignanelli para que sea su sucesor.

Pese a las declaraciones por las cuales saltó a la escena nacional, Manrique se ha mostrado siempre del lado de los dirigentes sindicales programáticos y acuerdistas.

Entre sus logros sindicales, se destaca el acuerdo de 5x2 para los trabajadores de Toyota en 2022, medida que generó 1100 nuevos empleos y la creación de un tercer turno en la planta que tiene la automotriz en Zárate. También se logró una eximición del impuesto a las ganancias en las horas extras, según La Nación.