13 abril 2024

Desde el agro lamentan la marcha atrás de la Ley Ómnibus

“Nuestro país necesita una Ley que permita ir hacia una macroeconomía más estable y que proponga un perfil exportador”, señalaron desde el Consejo Agroindustrial. También se expresaron otras entidades relacionadas al sector.

El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) lamentó este miércoles la marcha atrás que tuvo la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados de la Nación, donde volvió a Comisión producto de la falta de acuerdos para la sanción de algunos artículos en particular, luego de que el proyecto normativo fuera aprobado de manera general el viernes pasado.

A través de un comunicado, el CAA dijo que manifiesta su “profunda preocupación ante la falta de acuerdo legislativo entre los bloques de la Cámara de Diputados y la vuelta a Comisión de la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”.

Para el Consejo, “nuestro país necesita una Ley que permita ir hacia una macroeconomía más estable, avanzando en las reformas necesarias que modernicen el marco normativo, desburocratizando y racionalizando al Estado Nacional, a la vez que proponga un perfil exportador a nuestra economía”.

En este contexto, le reclamó a los bloques tanto del oficialismo como de la oposición “redoblar los esfuerzos de manera responsable en la construcción de consensos que permitan avanzar con las reformas que necesita la economía, evitando situaciones de incertidumbre que pueden tener impactos negativos en el desarrollo económico y social”.

LA LEY ÓMNIBUS: PREOCUPACIÓN EN EL AGRO

En similar sentido se expresó la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro).

“Desde nuestra entidad, acompañamos las reformas propuestas por el presidente en la ley ómnibus para salir adelante en una Argentina en crisis. Estamos en una instancia donde tiene que primar el diálogo, la unidad y el consenso, tres pilares para poder crecer”, indicó la entidad a través de las redes.

Y amplió: “Nos preocupa la falta de acuerdos en la política en general, la incertidumbre y la inflación que acecha a los argentinos. Necesitamos políticas de Estado que incentiven la producción y de esta manera generar más empleo y previsibilidad para nuestras cooperativas hacia el futuro”.

Asimismo, también se expresó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que hizo “un llamado urgente a la responsabilidad de las distintas fuerzas políticas, para que en el marco de la división de poderes, y las posibilidades que brinda la democracia, se logren los acuerdos y consensos legislativos imprescindibles, para generar las herramientas necesarias y llevar a cabo los cambios macroeconómicos esenciales para el avance en una reforma del Estado“.

“La situación actual demanda una acción decidida para revertir el déficit fiscal crónico, poner fin a las distorsiones en el sistema de precios y contrarrestar el proceso inflacionario desencadenado por la emisión monetaria desenfrenada”, dijo la entidad rosarina.

Además, instó a la “madurez política” de los diferentes poderes del Estado, “para que se adopten un conjunto de medidas que resultan cruciales para restituir la estabilidad económica y avanzar en la Reforma del Estado”.

“El objetivo primordial es consolidar la estabilidad económica, garantizar el derecho a la libertad y la propiedad de todos los argentinos, así como mejorar la asignación de recursos en la economía nacional”, añadió.

Por último, reiteró su “compromiso con el desarrollo sostenible y la prosperidad del país”, confiando en que “mediante el diálogo constructivo y la colaboración entre las fuerzas políticas, se podrán establecer las bases para un futuro más sólido y equitativo”.

LOS BIOCOMBUSTIBLES, TAMBIÉN

En tanto, otra entidad que formuló su opinión fue la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), que nuclea a las principales empresas productoras y exportadoras de biodiesel del país, y que “lamenta que el tratamiento del proyecto de Ley se haya detenido y regrese a comisiones”, sostuvo en un comunicado.

“Alentamos al oficialismo y a los bloques de la oposición a buscar mecanismos que promuevan el dialogo y el consenso. Estamos convencidos que la Argentina necesita consensos mínimos para salir de esta profunda crisis económica y social. Para eso llamamos la atención sobre la necesidad de retomar las conversaciones sobre este proyecto de Ley”, exclamó Carbio.

La Cámara hizo foco en particular en la Sección IV, vinculada a los biocombustibles, que consideró “otorga un horizonte de crecimiento, además de desregular y promover las bases de una Argentina más competitiva”.

“Por eso creemos que no se debe de perder la oportunidad de ofrecer biodiesel de mejor calidad y al mejor precio posible para todos los argentinos, saliendo del actual esquema discriminatorio, prebendario y discrecional”, subrayó Carbio.

Y cerró: “Argentina necesita terminar con un sistema anti mercado de cupos y precios en biodiesel que en ninguna otra parte del mundo existe, hay que lograr que el congreso sancione una nueva ley que promueva la libre competencia y el crecimiento del biodiesel, en favor del consumidor y del ambiente”.