5 marzo 2024

Interpol busca a un ex sacerdote que se fugó antes de ser condenado por abuso sexual

Carlos Eduardo José se encuentra prófugo desde el 22 de agosto, tras ausentarse al juicio en el que iba a recibir la pena por abusar de una menor de edad.

 

El ex sacerdote, Carlos Eduardo José, prófugo tras ausentarse al juicio donde sería condenado por abuso sexual de una estudiante menor de edad, está siendo buscado por Interpol a petición de la Justicia argentina. Sobre él pesa una “circular roja” con orden de detención por agresión sexual agravada por su condición de “ministro de culto y por encontrarse en la guarda de la víctima”.

Según la notificación roja de Interpol N° A-7723/8-2023, con fecha del 29 de agosto, José es un “prófugo buscado para un proceso penal” en la Justicia argentina, a quien “se le atribuye haber abusado sexualmente de M.G.” en el domicilio de la víctima “aprovechándose del temor que le infundía ante la situación de autoridad eclesiástica y escolar que ostentaba, que le impedían consentir y resistir tales embates”.

José está acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante, doblemente agravado por ser el imputado ministro de un culto reconocido y por encontrarse en la guarda de la víctima”, delito por el que iba a recibir una condena el pasado 22 de agosto en los tribunales de San Martín.

Si bien, la circular no está disponible en la consulta por la web de Interpol Argentina, dado que así lo pidió la Justicia, está vigente en los países miembros, lo que activará una alerta inmediata en caso de requerir su documentación.

“Que no esté publicada no significa que no esté vigente. Los 195 países miembros tienen la notificación para la captura de esta persona. Cualquier circunstancia que requiera su documentación va a saltar el alerta en forma inmediata. Más allá de esto, hay dependencias en la Policía Federal abocadas a la búsqueda”, ampliaron fuentes del caso en diálogo con Infobae.

Por su parte, el abogado de la víctima, Héctor Silveira, solicitó al tribunal “diversas medidas ante la sospecha de que los miembros de la Iglesia Católica Argentina estarían dando cobertura al pedófilo Carlos Eduardo José para que se mantenga prófugo”. Este pedido se debe a que se sospecha que miembros de la Iglesia Católica Argentina están dando cobertura al prófugo.

En este sentido, el letrado aportó al expediente pruebas que demostrarían que la operación de cadera que José se practicó el 1 de junio pasado, y que obligó a posponer casi tres meses la audiencia a la que después faltaría, fue cubierta por la empresa de medicina prepaga de la Conferencia Episcopal Argentina denominada “Asociación Eclesiástica San Pedro”, lo que indicaría que aún tiene vigente la prepaga de la Iglesia Católica en Argentina.

José ya había estado una semana prófugo en julio de 2017, cuando fue requerido por primera vez por esta denuncia. Como consecuencia, la Justicia le denegó sucesivos pedidos de excarcelación o prisión domiciliaria, llegando bajo prisión preventiva al juicio de primera instancia, celebrado entre febrero y marzo de 2021.