5 marzo 2024

Comienza el juicio por la muerte del hijo de Federico Storani en un choque de lanchas

El debate se hará en los tribunales de San Isidro, desde las 9. Pablo Torres Lacal (55) llega libre e imputado por el triple homicidio con dolo eventual de Manuel Storani, de 14 años, su mamá y un amigo suyo.

Este lunes comenzará en los tribunales de San Isidro el juicio oral por la muerte del hijo del histórico dirigente radical Federico Storani, Manuel, quien navegaba junto a su madre Ángeles Bruzzone en la noche del 31 de marzo de 2016 a través del Delta de Tigre cuando fueron embestidos por una lancha sin luces y a toda velocidad. Producto del siniestro hubo tres muertos, incluido un amigo del único imputado de la causa, Pablo Torres Lacal, acusado del delito de triple homicidio con dolo eventual.

La audiencia inicial  tendrá lugar en la sala principal del primer entrepiso de la calle Ituzaingo 340, de San Isidro. Se desarrollará en el mismo espacio donde se llevaron a cabo otros juicios de impacto como el del crimen de María Marta García Belsunce o el del empresario femicida Fernando Farré. El fiscal Diego Callegari será el encargado de la acusación.

A su vez, el debate estará a cargo del Tribunal Oral 1 en lo Criminal de San Isidro, integrado por Sebastián Hipólito Urquijo, Alberto Ortolani y Gonzalo Aquino, quienes durante el curso del proceso deberán analizar la responsabilidad de Torres Lacal, de 55 años, quien transitó toda la instrucción penal del fiscal Mariano Magaz en libertad. En estos días se cumplieron poco más de siete años y seis meses desde el trágico choque. De ser hallado culpable, el acusado podría recibir una pena de entre 8 y 25 años de cárcel.

Según las actuaciones del caso, ese 31 de marzo de 2016 a la medianoche Manuel Storani viajaba junto a su madre Ángeles y otras cuatro personas arriba de la lancha Mad II por el Canal Vinculación. De repente, sin luces y por medio del cauce, apareció la embarcación Shark II, timoneada por Torres Lacal, quien iba acompañado por Francisco Javier Gotti y otro amigo más. No hubo tiempo de reacción: el impacto de la lancha de Torres Lacal fue sorpresivo y a gran velocidad, dando en el medio del Mad II, justo del lado donde estaban ubicados Manuel y Ángeles, quienes fallecieron junto a Gotti.

De acuerdo a varias declaraciones testimoniales, los tripulantes de la lancha que manejaba Torres Lacal estaban “exaltados”. Los resultados toxicológicos dieron en cero, aunque David Hernán Di Rico, el tercer acompañante de la embarcación, admitió que habían tomado dos cervezas. Estaban yendo a un bar en el Delta. Por su parte, la querella de Storani, representada por el abogado Carlos Acosta, intentará a partir de este lunes demostrarle al Tribunal que el acusado estaba fuera de sí y que no le importó el peligro mortal que produjo al navegar de noche en esas condiciones de temeridad.