6 febrero 2023

Estela Díaz sobre los femicidios: "Reproducir las imágenes genera efecto imitación"

En un fin de semana se cometieron al menos 5 femicidios. La ministra de las Mujeres bonaerense pidió a los medios colaborar con la reflexión sobre violencia.

El último fin de semana se cometieron al menos cinco femicidios en las provincias de Buenos Aires, Mendoza y Tucumán y en todos los casos el principal acusado de cometer el crimen fue la pareja o expareja de la víctima. En tanto, otras cuatro mujeres fueron víctimas de violencia de género en los últimos tres días y dos de ellas debieron ser internadas en estado crítico.

En medio de un flagelo que se cobra la vida de una mujer cada 36 horas, desde el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad sexual bonaerense, señalaron que este tipo de crímenes no aumentó, sino que mantiene números históricos e incluso aseguraron que bajaron los casos.

Así lo sostuvo la ministra a cargo del organismo, Estela Díaz, quien en diálogo con Feudale Café, señaló que reproducir las imágenes de los casos en los medios genera "un efecto imitación" en los violentos.

"Es un tema que nos ocupa, nos preocupa y nos duele porque el femicidio es irreparable, es algo en lo que venimos trabajando desde que se creó el Ministerio, necesitamos políticas integrales en el abordaje, pero también políticas que aborden la desigualdad porque esas brechas son posibilidad de violencia", aseguró Díaz.

En ese plano, la funcionaria aseveró que "se mantienen los números históricos, no es que han aumentado" y aseguró que "el verano es una temporada macabra", ya que es el momento del año en que se recrudecen las relaciones violentas. "En 2021 como en 2022, tenemos una tendencia a la baja, leve, pero hay menos femicidios", subrayó.

Fue ahí que Díaz puso el foco en el tratamiento mediático de los casos y aseguró que reproducir las imágenes de los ataques genera una situación de imitación en otras personas.

Como ejemplo puso el caso de Wanda Tadei, asesinada por su pareja el exbaterista de Callejeros, que la prendió fuego. Díaz señaló que a partir de ese caso, muchas mujeres denunciaron ser amenazadas por sus parejas con recibir el mismo tipo de ataque.

"También el camino es que cuando se trata la temática, generemos reflexión, contextualicemos la violencia y no que se genere algo de espectáculo. Eso reproduce, no sirve para prevenir. Las imágenes producen un efecto imitación, es una conducta que se adquiere de manera inconsciente. Hay decálogos sobre cómo se trata la violencia y las imágenes no aportan, sino lo contrario", dijo para concluir con que "hay mucha responsabilidad de los medios en los tratamientos de las violencias extremas; tienen que favorecer a la reflexión".