30 noviembre 2022

Suba de ABSA: desde cuándo se deberá pagar el aumento

Si bien los ajustes comenzarán en diciembre, la mayoría lo verá reflejado un poco más adelante. Todos los detalles.

 

La empresa Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA) comenzará a cobrar desde marzo parte del aumento del 45,2% en la tarifa de agua, aunque será retroactivo a diciembre, mes desde que regirá el ajuste al que fue autorizado por el Gobierno. Es que como la facturación del servicio no medido ya se encuentra emitida en el sistema con los valores anteriores, los ajustes correspondientes de diciembre, enero y febrero se abonará con la boleta de marzo.

Tras la audiencia de fines de agosto, la administración de Axel Kicillof dio luz verde a ABSA para subir la tarifa de agua y cloacas en 94 localidades de la provincia un 45,2% en tres tramos: julio 20%, septiembre 10% y noviembre un 10% restante. Sin embargo, la compañía comenzará con ese cronograma de cobros en diciembre, seguirá en febrero y terminará en abril.

Pero como las facturas del sistema no medido, la de la mayoría de los usuarios, ya están emitidas, aplicará las subas desde diciembre y cobrará en marzo el 20% correspondiente al último mes del año y el 10% de febrero. Mientras que en mayo ajustará el 10% restante, lo que completa el 42,5%.

De acuerdo al cronograma al que accedió DIB, hasta el 30 de noviembre de 2022 será de $11.10 el valor de los 1.000 litros de agua, cuya medida (1 metro cúbico) es contemplada para la facturación de los servicios de agua y cloacas de localidades del interior. A partir del 1° de diciembre pasará a $ 13,32, en febrero a $ 14,65 y desde abril a $ 16,12.

En lo que respecta al servicio medido, se aplicará por período comercial (ya que las facturas aún no han sido emitidas), cuyos consumos fueren posteriores a la entrada en vigencia de la nueva tarifa, esto es, el 1° de diciembre.

En la actualidad, la facturación promedio por los servicios de agua y cloacas prestados por la empresa es de $566,14 más impuestos ($769), y esto significa para una familia tipo un costo diario estimado en $6,40 por integrante. Con el tercer tramo de la actualización aplicado, la facturación promedio será de $822,03 más impuestos ($1.152), y el costo diario por integrante de una familia tipo será de $9,60.

Desde la operadora provincial destacaron que “el impacto final del aumento significará menos de $400 finales para el 93% de los usuarios”. Indicaron además que esta medida busca apaciguar el atraso tarifario que hoy experimenta ABSA, que pone en riesgo la continuidad de la prestación de los servicios esenciales a más de 2.500.000 habitantes del territorio provincial.

El último ajuste de la tarifa de agua había sido bajo la administración de María Eugenia Vidal a principios de 2019 cuando se dio una suba en torno al 38%, una cifra similar al 40% que había sufrido un año antes.