28 septiembre 2022

Aprender a estacionar: con esta técnica es fácil lograrlo

Expertos de distintos segmentos explican cómo realizar las maniobras con corrección y qué detalles tener en cuenta al momento de estacionar un auto, una moto o un camión.

La maniobra de estacionamiento de cualquier vehículo conlleva una serie de pasos y procedimientos indispensables para hacerlo con precisión. Para quienes tienen dudas, expertos de diversos segmentos comentan cómo realizar las maniobras de manera fácil y sin inconvenientes.

Automóviles

Desde el Automóvil Club Argentino (ACA) y su Escuela de Conducción y Tránsito explican que al estacionar las maniobras a tener en cuenta son las mismas para cualquier vehículo: referencias según el tamaño, el radio de giro y el espacio para aparcar.

Cuando se aprende la maniobra, la persona no tiene incorporada las medidas del auto, lo que dificulta el acercamiento al otro vehículo y calcular el espacio donde lo ubicará. Luego, mediante maniobras estáticas, se va deteniendo y comprobando las referencias.

Así, por ejemplo, para estacionar en paralelo el conductor visualiza que el espacio donde intentará estacionar mida como mínimo un metro más que su auto. Al tener el espacio debe alinearse el eje trasero del vehículo (generalmente coincide con el respaldo del asiento de atrás) con el paragolpes trasero del vehículo ubicado delante del lugar en el que queremos estacionar. Ahí, se gira el volante a la derecha y retrocede hasta que la rueda delantera/eje delantero (usar como guía el guardabarros o el espejo derecho para guiarnos desde el interior) coincida con el paragolpes del auto que está parado delante del lugar elegido.

Se finaliza girando el volante hacia la izquierda y se continúa retrocediendo hasta que el auto quede paralelo al cordón. Si se necesita, avanzar un poco para dejar centrado el auto.

En este caso hay que:

  • Revisar que no haya ninguna persona en el área y que los autos entre los que va a estacionar no posean objetos que sobresalgan.
  • Usar los espejos, y aunque el vehículo posea sistemas de alerta no confiarse solamente de ellos. El conductor siempre debe estar muy atento a todo lo que sucede a su alrededor mientras realiza las maniobras.
  • No se debe dejar el auto pegado a los que se encuentren adelante y atrás, porque eso reduce o elimina el margen de maniobra.
  • Para más información, consultar en www.aca.org.ar/escuelas-conduccion/

Motos

Desde la Cámara Argentina de la Motocicleta (CAM) explican los pasos básicos del estacionamiento de las motocicletas. Estos son:

Primero, detener la moto y apagar el motor; asegurarse que la superficie sea firme, plana y no esté contaminada con líquidos resbaladizos como combustibles, aceites o detergentes.

Luego, extender el apoyo lateral sin bajar del rodado y comprobar que la moto no se desplace en ningún sentido; si se quiere ganar espacio y se dispone del caballete central, una vez debajo de la motocicleta y apoyada en el apoyo lateral, podemos elevar la rueda trasera montando la unidad sobre el caballete, lo cual sólo puede hacerse en superficies planas y niveladas. De no poder asegurar esta condición, debe usarse el apoyo lateral de modo que la motocicleta reparta la carga en tres puntos bien separados entre sí.

En caso de estar en una leve pendiente es fundamental orientar la motocicleta hacia atrás y con el apoyo lateral mirando hacia la pendiente; de no ser posible orientar la moto de esa forma y la misma tiende a desplazarse hacia adelante, debe estacionarse con la primera marcha engranada.

Igualmente, hay que prestar atención a:

  • Al estacionar sobre superficies blandas, se corre el riesgo de que el apoyo se clave y la motocicleta se caiga.
  • La maniobra de estacionamiento es igual para todas las motocicletas. Sólo varía el esfuerzo por realizar.
  • La distribución del peso al estacionar una moto es clave. Por eso es vital tomar precauciones respecto de la pendiente.
  • El descuido más frecuente se produce si la moto es empujada hacia adelante (por la pendiente o por un tercero), que no se encuentren personas hacia atrás o adelante (según el caso).

Camiones

Desde Scania Argentina detalla cómo es el proceso de estacionamiento con un camión.

Aprender a estacionar un camión al inicio resulta complicado, pero con tiempo y práctica pasa a ser fácil. Hay que acostumbrarse a las dimensiones y a los movimientos del volante que se hace en cada caso. Es importante que la capacitación provenga de un formador profesional e instruya de manera correcta.

Para estacionar un camión debe observarse la zona, las dimensiones del lugar y si no hay nada que pueda chocar para poder hacer las maniobras correspondientes. Luego, hay que posicionarlo para comenzar a estacionar en paralelo o de culata.

Si es, por ejemplo, en paralelo, se alinea a la zona de estacionamiento y se lleva hacia la parte izquierda y en paralelo a la zona de estacionamiento, se mira por los espejos retrovisores para ver qué tan lejos se está de la zona. Se retrocede poco a poco mientras se gira el volante hacia la izquierda, eso hace que el camión vaya a la derecha y se acerque al cordón. Luego se endereza el volante hacia la derecha mientras se va hacia adelante hasta que el camión quede todo derecho y esté dentro del espacio y alineado con el cordón.

Las unidades varían entre sí con características como el movimiento de giro del volante. Al operar con un semirremolque durante una maniobra de marcha atrás, el movimiento de este es opuesto al del sentido de giro del volante. Ahí hay que tener mucho cuidado de no producir un efecto tijera entre la parte tractora y el semirremolque. Esto no sucede al estacionar una unidad rígida (que no tiene un punto de flexión entre el tractor y el semirremolque).