13 agosto 2022

Riaan Naude: el cazador "cazado"

El hombre fue asesinado de un disparo en la cabeza cuando iba en su auto rumbo a una nueva caza. Ocurrió en Limpopo, Sudáfrica. Riaan Naude solía posar con leones, rinocerontes y jirafas que cazaba.

Riaan Naude, el tristemente conocido cazador por matar a cientos de animales silvestres, fue asesinado de un tiro en la cabeza. Naude solía posar con leones, jirafas y rinocerontes muertos y defendía la caza furtiva.

La Policía halló el cuerpo del cazador dentro de su auto en Limpopo, Sudáfrica. Medios internacionales dan cuenta de que Naude se disponía, precisamente, a continuar con la práctica. Dentro del vehículo hallaron whisky, rifles de caza, agua y ropa para dormir, entre otros objetos.

El ecologista Julio César Martínez, defensor de la vida silvestre y claramente opositor a la cacería, fue uno de los primeros en confirmar el asesinato de Naude. Indicó que el hombre fue atacado cuando estaba dentro de su auto.

Según lo asentado en la nota compartida por Martínez, el cazador fue asesinado “a sangre fría” y en “modo ejecución”. Asimismo, se consigna que los presuntos responsables habrían sido dos hombres que viajaban en una camioneta blanca, pero de los cuales no hay más información, por lo que no hay detenidos.

Naude, de 55 años de edad, vivía en Phalaborwa, Sudáfrica. Formaba parte del equipo de Eco Safari y Pro Hunt Africa, grupo que se dedicaba a atraer turistas para que cumplieran “su sueño” de cazar animales en su estado natural.

El cazador solía aparecer en redes sociales en fotos en las que presumía a sus presas, entre las que se muestran a leones, rinocerontes, jirafas, entre otros.

Quién era el cazador asesinado

El hombre era un experto en la caza de animales y tenía un sitio especializado donde indicaba las especies a cazar. Además de jirafas, elefantes o leones, Naude mataba antílopes, hienas, babuinos, ñu negro, jirafas y cocodrilos. Les cobraba a los turistas un mínimo de 2.500 dólares por día sólo por acompañarlos.

La caza de animales en Sudáfrica

Los cazadores furtivos mataron en 2021 un total de 451 rinocerontes en Sudáfrica; de los cuales, 327 murieron dentro de las reservas y parques naturales de titularidad pública y 124 en propiedad privada, según el balance oficial publicado (8 de febrero) por el ministerio de Bosques, Pesca y Medioambiente de Sudáfrica.

La cifra total oficial de 2021 supone un incremento del 15% respecto a la registrada en 2020, en el que murieron en este país por la caza ilegal un total de 394 rinocerontes. En el año anterior a la pandemia por Covid, el 2019, las cifra oficial fue de 594 rinocerontes abatidos por los cazadores furtivos en Sudáfrica.

El gobierno de Sudáfrica detalla que 2021, un total de 209 rinocerontes fueron cazados furtivamente -en todos los casos para la mutilación de los cuernos- en terrenos de los Parques Nacionales de Sudáfrica (SANParks), en concreto, todos ellos en el Parque Nacional Kruger.

La cifra es lamentable pero de hecho supuso una disminución en comparación con 2020, cuando 247 rinocerontes fueron cazados furtivamente dentro de los parques nacionales (226 en el Kruger y el resto en parques de menor tamaño).