27 mayo 2024

Conmovedor: tres pacientes con parálisis volvieron a caminar

Se pusieron de pie a pocas horas de haber sido intervenidos. Tras algunos meses de entrenamiento fueron capaces de nadar y hasta de andar en bicicleta.

Un sistema desarrollado por neurocientíficos suizos permitió a tres hombres, con una lesión medular completa, ponerse en pie a las pocas horas de ser intervenidos y dar sus primeros pasos unos días después; y tras algunos meses de entrenamiento, incluso fueron capaces de nadar, montar en bicicleta o navegar canoas.

El neurocientífico Grégoire Courtine, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), lleva años investigando para lograr que personas con la médula espinal dañada vuelvan a andar. Sus avances en este campo los demostró con ratas, en 2012, y con monos, en 2016; por último, en 2018 llegaron los pacientes humanos. En esa ocasión, tres hombres paralizados desde hacía varios años volvieron a caminar tras introducirles implantes en la médula espinal.

La agencia española SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas), citada por Télam, informó en su página web que después de unos meses de entrenamiento con arneses inteligentes, los pacientes lograron controlar los músculos de las piernas y dieron pasos por sí mismos sin necesidad de estimulación eléctrica.

Los resultados de aquel trabajo, realizado junto a la neurocirujana Jocelyne Bloch, del Centro hospitalario Universitario de Vaud de la EPFL, se publicaron en dos estudios en Nature y en Nature Neuroscience.

Los investigadores señalaron que es necesario un amplio programa de entrenamiento para que los pacientes se sientan cómodos utilizando el dispositivo. Pero el ritmo y el alcance de la rehabilitación son sorprendentes: "Los tres pacientes fueron capaces de ponerse de pie, caminar, pedalear, nadar y controlar los movimientos del torso solo día después de que se activaran sus implantes", dice Courtine.

"Esto es posible gracias a los programas de estimulación específicos que diseñamos para cada tipo de actividad. Los pacientes pueden seleccionar la actividad deseada en la tableta, y los protocolos correspondientes se transmiten al marcapasos del abdomen", agregó.

Si bien los progresos que se pueden conseguir en un solo día son sorprendentes, los avances conseguidos al cabo de varios meses son aún más impresionantes. Los tres pacientes siguieron un régimen de entrenamiento basado en los programas de estimulación y fueron capaces de recuperar masa muscular, moverse con más independencia y participar en actividades sociales como tomar una copa de pie en un bar.

Además, como la tecnología es miniaturizada, los pacientes pueden realizar sus ejercicios de entrenamiento al aire libre y no solo dentro de un laboratorio.