19 mayo 2022

Roban dinero de la causa "Todos con Bauti"

Actuaron cuatro ladrones: tres hombres y una mujer. Además asaltaron al delivery que esperaba en la puerta de la casa en Ringuelet.

"Bauti” padece Atrofia Muscular Espinal (AME) grado 1, una enfermedad que se caracteriza
por una debilidad muscular grave y progresiva, y por una hipotonía resultado de una degeneración y pérdida de las neuronas motoras inferiores en la médula espinal y en los núcleos del tronco encefálico.

El bebé de 10 meses, que lleva adelante su tratamiento en el hospital de Niños “Sor María Ludovica”, necesita de un medicamento llamado Zolgensma, uno de los más caros del mundo.

Por ese motivo, sus padres comenzaron una campaña para recaudar fondos que incluyó
festivales musicales, eventos deportivos, y peñas, entre otras actividades.

El miércoles por la noche, parte de ese dinero se esfumó en pocos segundos cuando cuatro delincuentes tomaron por asalto la casa de la familia, situada en Ringuelet.

Y, en medio de ese nuevo episodio de inseguridad, también se vio involucrado de forma involuntaria un repartidor que entregaba un pedido en el inmueble.

BUSCABAN “LA PLATA”
La mecánica del hecho no deja muchas dudas: los delincuentes sabían de antemano que en el inmueble encontrarían una suma importante de dinero en efectivo.

Prueba de ello es que, además de 1.5 millones de pesos argentinos, apenas sustrajeron dos
celulares, presumiblemente para evitar un llamado de alerta rápido a las autoridades.
No tocaron ninguna otra pertenencia y tampoco exigieron la entrega de más “plata”, como suele ocurrir en este tipo de robos. Con todo, estas son conjeturas que deberán resolver los
investigadores.

Gabriela Trofimovich (34), la mamá del pequeño, declaró que eran las 23.00 horas cuando en su domicilio tocaron el timbre. La joven no se sorprendió, porque minutos antes
había realizado un pedido mediante una aplicación de celular.

En efecto, al abrir la puerta se encontró cara a cara con el delivery que le traía la comida,
adquirida en un comercio de la zona. Mientras intercambiaban dinero por paquete, fueron
sorprendidos por cuatro personas, tres hombres y una mujer. Al menos uno de los desconocidos iba armado.

No eran necesarias las introducciones. Tanto Gabriela como el trabajador de mensajería
comprendieron que “estaban jugados”. A los empujones y con amenazas de muerte los
arriaron hacia el interior de la vivienda. Uno de los integrantes de la banda, que llevaba
la voz de mando, gritó algunas órdenes. Al repartidor lo precintaron de pies y manos y lo
“descartaron”. El objetivo de la banda no era él.

Con un alarido le exigieron a Gabriela que entregara “los dólares y las joyas”. La mujer,
completamente indefensa, los condujo a la habitación donde descansaba Bauti. Allí, guardados en una caja de zapatos, tenía los billetes que la pandilla quería.

Con el botín en mano, se retiraron de la escena, no sin antes llevarse los celulares de la dueña de casa y del delivery, a quien también le sustrajeron la moto (una Brava Nevada 110 cc negra) en la que había llegado. Los bandidos huyeron por 516 de 7 hacia 8, y en el trayecto perdieron algo del dinero, aseguró una fuente.

En la causa interviene la UFI Nº 8, a cargo del fiscal Martín Almirón.

A pesar del lamentable episodio, la colecta solidaria “Todos con Bauti” continúa. Para
ayudar, los interesados pueden ingresar a la página https://linktr.ee/todosconbauti o buscar
la consigna en las redes sociales.

 

Crédito: Diario El Día