29 noviembre 2021

Fernández firmó un DNU para convertir los planes sociales en puestos de trabajo

La medida permitirá que los beneficiarios puedan mantener el subsidio al conseguir un empleo formal.

 

El presidente Alberto Fernández firmó el decreto 711/2021 para convertir los planes sociales en empleo genuino en el sector privado, y que será publicado en el Boletín Oficial de este martes. La iniciativa está destinado a personas desempleadas o con trabajos precarizados, según informó la Casa Rosada.

Fernández había adelantado la decisión el viernes pasado en el Coloquio de IDEA. La norma permitirá que los beneficiarios puedan mantener el subsidio del plan una vez que consigan un empleo en relación de dependencia.

La iniciativa está vinculada a un proyecto de Sergio Massa presentado días atrás con el mismo objetivo. “Son medidas complementarias. El DNU abre paso a la Ley”, afirmaron desde el entorno del titular de la Cámara de Diputados de la Nación.

Según detalla el DNU, el ministerio de Desarrollo Social, que conduce Juan Zabaleta, y el de Trabajo, que lidera Claudio Moroni, efectuarán modificaciones en sus programas de formación, empleo e intermediación laboral con la intención de convertir las diferentes prestaciones de asistencia a personas desempleadas o con trabajos precarizados en incentivos para la contratación en el sector privado.

Los dos ministerios deberán elaborar un cronograma para que los beneficiarios de una prestación asistencial se incorporen a una trayectoria formativa ocupacional a través de cursos específicos o de prácticas calificantes en ambientes de trabajo. En esos casos, los beneficiarios mantendrán el derecho al cobro de la prestación asistencial durante la vigencia del período de instrucción.

El viernes, en IDEA, Fernández había hecho una defensa del marco laboral, cuando anticipó la decisión de avanzar en la medida. “Si algo caracterizó al espacio político que hoy gobierna la Argentina es la promoción de la inversión empresaria y creación de empleo, por eso estamos disponiendo a través de un decreto marco un sistema que posibilite que los que hoy son beneficiarios de planes sociales puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho”, había señalado.

Uno de los artículos más importantes del DNU indica que “producida la discontinuidad del contrato de trabajo, las personas beneficiarias tendrán la posibilidad de volver a percibir la asistencia que establece el Programa, si el número de cotizaciones al Sistema de Seguridad Social no supera los 12 meses, dentro de los 2 años anteriores al cese del contrato laboral”.

Además, sostiene que “en el caso de que el período de cotizaciones se encuentre entre los 8 y los 12 meses dentro de los dos años anteriores al cese del contrato laboral, los trabajadores podrán optar entre la posibilidad de reingresar al programa de origen o acceder a la prestación por desempleo”.

El decreto aclara también que no podrán acceder a ninguno de los Programas que se establezcan los empleadores que figuren en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (Repsal).

En paralelo, el Congreso tratará un proyecto de ley que impulsó Massa, que establece algunas facilidades como el mantenimiento de los planes sociales por 12 meses como complemento del salario y el acceso a obra social y ART.