3 julio 2022

¿En qué consisten las becas Manuel Belgrano?

La iniciativa oficial se enfoca en quienes deseen estudiar carreras esenciales para el desarrollo económico en universidades públicas.

Manuel Belgrano sostenía que “el origen verdadero de la felicidad de los pueblos es la educación de sus hijos”. A más de dos siglos de distancia, el nombre del prócer encabeza el nuevo programa de becas estratégicas con las que el Ministerio de Educación, a través de la Secretaría de Políticas Universitarias, aspira a lograr que miles de estudiantes universitarios puedan acceder, permanecer y finalizar carreras de grado y pregrado consideradas clave para la igualdad social y el desarrollo económico.

El Programa de Becas Estratégicas Manuel Belgrano, que cuenta con una inversión de más de 5 mil millones de pesos, alcanzará a 24 mil estudiantes de universidades públicas de todo el país que estén cursando carreras vinculadas a sectores estratégicos –Petróleo, Gas, Minería, Energía Convencional y Alternativa, Alimentos, Computación e Informática, Medioambiente y Logística y Transporte–.

El monto mensual de cada incentivo es de 17.700 pesos, que se abonarán durante un año con posibilidad de renovar por otros cuatro en las carreras de grado y dos más en las de pregrado. La suma equivale a la remuneración neta de dos ayudantías de segunda simples, que se podrá ajustar anualmente con el acuerdo paritario docente.

Para poder inscribirse en el programa, es necesario ser argentino nativo o naturalizado con posesión del DNI, estudiante regular de una universidad pública, ya sea nacional o provincial, y estar anotado en una de las carreras de grado o pregrado autorizadas por el programa de becas. Además, al momento de la adjudicación, los hogares de los y las postulantes deberán contar con ingresos totales que no superen tres salarios mínimos.

Este programa, que debió ampliarse y relanzarse debido a que duplicó el límite de 12 mil postulantes previsto para la primera convocatoria, tiene una edad tope para los estudiantes ingresantes de 30 años, así como para los avanzados, que podrán solicitar la subvención antes de cumplir los 35. Por otro lado, para aquellos candidatos que tengan alguna discapacidad o que pertenezcan a pueblos originarios, no habrá límite de edad.

Si bien las becas Manuel Belgrano pueden complementarse con otro tipo de subvenciones, como la Asignación Universal por Hijo (AUH) o el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), no pueden sumarse a otros subsidios educativos. Por lo tanto, aquellos estudiantes que, al momento de ser aceptados por el programa, perciban otro tipo de ayudas a nivel académico, como la beca PROGRESAR o cualquiera de las retribuciones del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), deberán decidirse por uno de los programas estatales.

Según datos oficiales, el 70% de los becarios son estudiantes universitarios avanzados, mientras que solo el 28% son ingresantes. En cuanto a las áreas estratégicas alcanzadas, la mayoría responde al rubro Informática, con el 28% de los adjudicados, seguida por Energía, con el 21%, Alimentos, con el 20%, Ambiente, con el 13%, Logística y Transporte, con el 9%, Minería con el 6% y, finalmente, las carreras relacionadas con Gas y Petróleo, con el 3% restante.

“Estas becas están programando el futuro de la Argentina. Estamos promoviendo que se estudie lo que la Argentina necesita que se estudie”, sostuvo el presidente Alberto Fernández el 22 de julio pasado, durante la presentación del programa realizada en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, en la localidad bonaerense de Florencio Varela.