6 julio 2022

Guillermina y Pocha se van a Brasil

El Gobierno autorizó el viaje de los animales que recorrerán 3605 kilómetros.

Guillermina y Pocha: así será el megaoperativo para trasladar dos elefantas a Brasil

Pocha y Guillermina son dos elefantas, madre e hija, que están en cautiverio en el Ecoparque de Mendoza. Luego de meses de espera, el Gobierno autorizó la salida del país vía terrestre.

Ambos animales llevan meses de preparación para recorrer 3605 kilómetros que separan a Mendoza del Santuario de Elefantes Brasil en Mato Grosso. Los costos correrán por el Global Sanctuary for Elephants a través de donaciones. Según informaron el traslado rondaría los 74.000 dólares.

Megaoperativo Pocha y Guillermina

Se trata de dos elefantes asiáticos hembra y para ser trasladadas realizaron meses de entrenamiento. Cabe destacar que viajarán separadas y en contenedores que tienen 5 metros de largo, 2 metros de ancho y 3,20 metros de altura.

En marzo llegaron estos contenedores a la provincia para que las elefantas reciban el entrenamiento correspondiente. El viaje será en los próximos días y saldrán del país por el paso fronterizo de Puerto Iguazú, Misiones.

Mapa de rescate de Pocha y Guillermina

Desde el santuario señalaron que la distancia del viaje es de 3605 kilómetros, pero el tiempo dependerá de los animales. “Los elefantes determinarán cómo va el viaje, con qué frecuencia se detiene el equipo y por cuánto tiempo. Haremos todo lo posible para asegurarnos de que madre e hija puedan ver, oler y hablar entre sí en las paradas, brindándoles seguridad en el camino”, detallaron desde el refugio.

Por la seguridad de los animales no viajarán en el mismo contenedor. “Antes de su viaje las entrenarán para ir en diferentes contenedores de transporte y estar separados por cortos períodos de tiempo inicialmente, luego extendiendo el tiempo a medida que avanza la capacitación”, aclararon.

Una pregunta que suele surgir es si las elefantas podrán acostarse. En este sentido, comentaron que no se acuestan durante su viaje de transporte. “Pueden apoyarse en la puerta trasera y las paredes laterales del contenedor durante el viaje para soportar su peso. Hay una cámara montada dentro del contenedor que nos ayuda a vigilar su nivel de comodidad durante todo el viaje”, aclararon. Por otra parte, desde la organización afirmaron que no los sedan para el traslado.

¿Y los otros elefantes de Mendoza?

Desde el santuario destacaron que el plan es rescatar a Kenia y a Tamy. “El hábitat de Kenia está construido, actualmente estamos esperando la licencia brasileña para aceptar elefantes en ese hábitat, y luego Ecoparque Mendoza puede comenzar con los permisos CITES de Kenia. Tamy será el último de los elefantes de Mendoza en llegar al Santuario de Elefantes de Brasil”, señalaron desde el santuario.