25 septiembre 2021

Una ruta en mal estado y un ataúd perdido en el camino

El insólito episodio ocurrió en la localidad de Senillosa, en Neuquén; aseguran que el mal estado de la ruta ocasionó el accidente, inmortalizado en varias fotos.

Un coche fúnebre que transportaba un ataúd hacia el cementerio tuvo un accidente en medio de la ruta 22, a la altura de Senillosa, en Neuquén. El féretro se destapó en la caída, y el cadáver que iba a ser enterrado cayó sobre el asfalto de la ruta nacional, cuyo tránsito fue interrumpido por las autoridades provinciales.

El accidente ocurrió al mediodía y numerosos testigos que conducían a esa hora por la ciudad patagónica tomaron fotos de la macabra escena: el coche fúnebre con la puerta trasera abierta, el ataúd destapado y el cadáver, cuya identidad no trascendió, ya envuelto en una bolsa de nylon de la policía provincial.

El destino final del coche era la localidad de Picún Leufún, y su origen, la ciudad de Plottier. Desde la Cooperativa de Servicios Públicos de Plottier, compañía encargada del traslado mortuorio, sostuvieron que el accidente se debió a los trabajos de refacciones que se suceden “hace años” en ese tramo de la ruta nacional 22, en mal estado.

El cuerpo que era trasladado a su entierro quedó depositado en la cinta asfáltica de la ruta 22. Fuente: @chechealumine.
El cuerpo que era trasladado a su entierro quedó depositado en la cinta asfáltica de la ruta 22. Fuente: @chechealumine.

“Fue un accidente. Dado al estado del camino y un badén, el propio ataúd provocó que se desprendiera y el peso hizo que se abrieran la puerta neumática de la ambulancia”, detallaron desde el área de prensa de la Cooperativa al medio regional La Mañana de Neuquén.

También contaron que los conductores del coche están “conmovidos”, y que buscan contener a la familia del fallecido en este momento: “Desde el presidente hasta el último empleado de la Cooperativa estamos dolidos por lo que sucedió”, sostuvieron.