2 julio 2022

El Estado se queda con el 57% de lo generado por la siembra de soja

De acuerdo con un trabajo realizado por productores, los distintos niveles gubernamentales se quedaron con US$ 1.020 por hectárea de soja, de los US$ 1.792 generados.

Las retenciones y los impuestos a nivel nacional y provincial terminan representando alrededor del 57% de las divisas generadas por la producción sojera en la Argentina, según un estudio realizado por productores.

De acuerdo con ese trabajo, los distintos niveles gubernamentales se quedaron con US$ 1.020 por hectárea de soja, de los US$ 1.792 generados.

Así, el agricultor se llevó sólo 131,89 dólares -un 7,4%- mientras el Estado se quedó con el 57%, y el resto se distribuyó en los costos e infraestructura.

El análisis fue realizado por un equipo del productor, contador y ex funcionario del gobierno anterior, Néstor Roulet, sobre los datos de la última campaña 2020-2021 en la provincia Buenos Aires, tomando un campo propio.

En territorio bonaerense, a 300 kilómetros de los puertos rosarinos, US$ 591,32 por hectárea se destinaron al pago de retenciones, de acuerdo con esos cálculos.

En tanto, 428,91 dólares correspondieron a Ganancias, Impuesto al Cheque y Bienes Personales, además de tasas e impuestos inmobiliarios a nivel provincial.

El Estado se quedó en la campaña agrícola que acaba de finalizar con casi el 57% de lo que generó una hectárea con soja en campo propio en la provincia de Buenos Aires, una de las principales productoras.

De US$ 1.791,9 por hectárea en un establecimiento en territorio bonaerense a 300 kilómetros de los puertos rosarinos de exportación, el Estado se llevó por retenciones y otros tributos US$ 1.020.

En la otra punta, el productor -descontados todos los impuestos y costos (después del margen bruto)- se quedó con un magro 7,36%, o US$ 131,89 por hectárea.