17 septiembre 2021

Bolivia denunció que Macri mandó armas para apoyar el golpe contra Evo Morales

Bolivia dio a conocer pruebas que demuestran el apoyo del gobierno de Mauricio Macri al golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales en noviembre de 2019. Más allá del respaldo ideológico, la administración de Juntos por el Cambio les habría inviado armas a los militares golpistas.

El hecho quedó confirmado a través de una carta enviada por el entonces comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, al embajador argentino donde le "la colaboración prestada" ante “la situación conflictiva que vive Bolivia".

“Repudiamos el apoyo del expresidente de Argentina, Mauricio Macri, al Golpe de Estado que vivimos el año 2019 en el Estado Plurinacional de Bolivia. El envío de material bélico para reprimir al pueblo boliviano contraviene las normas internacionales”, denunció el jefe de Estado boliviano, Luis Arce.

Precisamente, anoche el presidente Alberto Fernández se comunicó con su par boliviano para disculpas en nombre del Estado argentino y le manifestó que la conducta de Macri bien puede ajustarse a la figura del "partícipe necesario de una sedición".

La misiva que desató el escándalo, cuyo original consta en los archivos de la embajada en La Paz, agradece además el "material bélico de agentes químicos" que el gobierno de Macri les había remitido a los militares mientras llevaban adelante el golpe de Estado en Bolivia.

Se trata de 40 mil cartuchos Anti Tumultos, gases lacrimógenos en spray MK-9 y MK-4; 50 granadas de gas CN; otras 19 CS y 52 granadas de gas HC. Este material descrito e incluso efectivos de la Gendarmería Nacional argentina ingresaron el 12 de noviembre de 2019 a la sede de la embajada que por entonces era conducida por Normando Álvarez García.

La carta de agradecimiento tiene para la justicia boliviana una importancia trascendental porque es una prueba que demuestra la responsabilidad de Terceros Lara en el golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales, quien fue forzado a renunciar.