6 julio 2022

Confirman que al juninense asesinado le robaron cerca de $14 millones

 

Avanza la investigación por el asesinato del juninense Paul Oscar D ´Annunzio, a quien este martes, en un golpe comando sobre la Autopista 7, que fue escenario de una feroz balacera, le robaron alrededor de 14 millones de pesos -de 18 que llevaba-, confirmaron fuentes judiciales, que en un principio sostuvieron que se había tratado de una “tentativa”.
El homicidio ocurrió pasadas las 20, a la altura del kilómetro 139 (Carmen de Areco), cuando la víctima se desplazaba en un automóvil Volkswagen Gol, con la recaudación del Frigorífico Junín, momento en el cual fue abordado por una camioneta, que se colocó a la par del rodado y, desde esa posición, los delincuentes ejecutaron varios disparos de fusil, un arma de guerra con un enorme poder de fuego.

D´Annunzio, un integrante SPB en actividad, que hacía un “extra” como transportista de caudales, intentó repeler la balacera con su arma reglamentaria, pero tras recibir –al menos- un impacto en la espalda perdió el control del rodado y volcó sobre la banquina.
Horas más tarde falleció en el Hospital municipal de Carmen de Areco, donde los médicos constataron que presentaba una herida de bala en la espalda. Por estas horas, se aguardaba por el resultado preliminar de la autopsia.
Por otra parte, el Volkswagen Gol Trend tenía dos impactos de proyectil y adentro se halló su arma, una Bersa Thunder 9 milímetros, con una vaina en la recámara y otras tres servidas, mientras que en la ruta se encontraron otros tantos proyectiles de un fusil Remington calibre 223.

Dentro del rodado de D´Annunzio encontraron 4,5 millones de pesos y su arma reglamentaria. Lo único que faltaba era una mochila que, según describieron los testigos, era la que solía utilizar para hacer los traslados.
Sospechan que los ladrones tenían el dato de lo que llevaba y lo atacaron en un tramo de la autopista en el que no había circulación.
Lograron abordarlo cuando estaba inconsciente para llevarse parte del botín.

Durante las primeras horas trascendió que la víctima custodiaba un camión y que fue atacado por supuestos piratas del asfalto, pero luego esa versión quedó descartada. La víctima estaba llevando dinero para la empresa que trabajaba, desde 9 de Julio hasta Carmen de Areco.
No está clara la suma total del traslado, porque con parte del dinero se llevaron la documentación de las cobranzas del día. Presumen que se trataba de alrededor de 18 millones de pesos, aunque todavía no estaba confirmada esa suma.

Paul era padre de dos hijos y hace una década que trabajaba como penitenciario. Durante toda su carrera continuó trabajando en este frigorífico.