14 mayo 2021

Casamiento en un cuartel de Bomberos

El jefe comunal admitió que habilitó el evento para que "los novios no pierdan el dinero que habían invertido en el casorio".

 

En un nuevo escándalo, el intendente del municipio bonaerense de Berisso, Fabián Cagliardi, admitió que autorizó por decreto el casamiento que, el fin de semana pasado, desató una batahola porque se realizó en el cuartel de Bomberos Voluntarios.

En la fiesta hubo unas 40 personas que rompieron los protocolos sanitarios previstos por la segunda ola de coronavirus. Ahora, el propio Fabián Cagliardi admitió haber sacado un decreto “por única vez” para autorizar la celebración.

En ese marco, el jefe comunal manifestó que decidió autorizar el cuartel de Bomberos “para hacer por única vez para hacer una fiesta en ese lugar”, a modo de evitar que los novios no perdieran el dinero que habían invertido en el casorio.

“Le hacíamos un daño terrible a la familia y no veíamos riesgo de contacto, todos iban a bailar al lado de las mesas y todo eso lo supervisó Roberto (Scafati)”, justificó Cagliardi respecto a la responsabilidad del titular de Defensa Civil berisense.

De esta manera, el mandatario local le quitó la responsabilidad de la fiesta clandestina, que ocurrió en Viernes Santo, a su propio funcionario, Roberto Scafati, denunciado penalmente por un foro vecinal de seguridad tras conocerse los hechos.

En esa línea, el intendente agregó que “una cosa es suspender una fiesta 48 horas antes y otra diez días cuando no se compró nada”, respecto a su decisión de habilitar la fiesta, a pesar del aumento significativo de contagios en la ciudad.

“Acá estaba todo comprado, el servicio de lunch contratado y no le devolvían la plata ni dejaban pasar la fiesta”, sostuvo el funcionario por el casamiento que gener