5 diciembre 2021

Ciberataques en la Argentina: 900 millones de intentos

La amenazas conocidas como correos electrónicos de phishing fue una de las más usadas por los cibercriminales en la Argentina.

El 2020 dejó un dato muy preocupante en materia de seguridad informática: en la Argentina, se registraron más de 900 millones de intentos de ciberataques, -de un total de 41 billones en América Latina y el Caribe-, de los cuales 550 millones ocurrieron solamente en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Durante este período, amenazas conocidas como correos electrónicos de phishing se extendieron por América Latina con archivos HTML adjuntos, tratando de redirigir el navegador web a sitios web maliciosos. El malware basado en la web se posicionó como el vehículo más común para distribuir archivos infectados, convirtiéndose a menudo en la puerta de entrada para el ransomware.

Aunque el volumen de intentos de ciberataques sigue siendo extremadamente alto, lo más preocupante es el grado de sofisticación y eficiencia que están logrando los ciberdelincuentes mediante el uso de tecnologías avanzadas e inteligencia artificial (IA) para desarrollar ataques dirigidos con mayores posibilidades de éxito. Esto significa que, en menos intentos, los ciberdelincuentes pueden hacer más daño.

Gustavo Maggi, Director Regional de Fortinet, firma que realizó el estudio que brindó estás impactantes cifras, explicó que “en el año 2020 se demostró la capacidad de los delincuentes para invertir tiempo y recursos en ataques más lucrativos, como el ransomware. Además, se están adaptando a la nueva era del trabajo remoto con acciones más sofisticadas para engañar a las víctimas y acceder a las redes corporativas”.

“También vemos una tendencia hacia los ataques periféricos y no solo a la red central. El uso de dispositivos IoT y entornos industriales de misión crítica son algunos ejemplos de puntos de acceso para los delincuentes", completó el especialista, quien para 202 identificó al 5G como otra tendencia significativa a la que apuntarán sus esfuerzos los hackers.

"Debemos estar alertas ante cualquier correo o actividad sospechosa, e implementar y seguir todos los controles necesarios en los dispositivos personales para mitigar el riesgo de intrusión o violación de las políticas de seguridad de nuestras empresas, incluida la instalación periódica de actualizaciones disponibles de los fabricantes", sentenció Maggi.