19 junio 2021

Vuelta a clases en Buenos Aires: protocolo definido

El gobierno de Axel Kicillof presentó los lineamientos para que los colegios establezcan la vuelta a clases de acuerdo a la infraestructura y los alumnos. Quejas de padres que exigen más tiempo en la escuela.

La provincia de Buenos Aires comenzó a perfilar el retorno a las clases presenciales y distribuyó los protocolos a los que deberán suscribirse los colegios para recibir a los alumnos y al personal docente y no docente.

Con una primera etapa que incluye una revinculación para los alumnos que perdieron el enlace con la escuela, el 1 de marzo comenzarán en bloques máximos de tres horas y media.

La prioridad estará en los alumnos de los primeros y los últimos años de cada nivel escolar: "El inicio y la finalización de los niveles educativos obligatorios son momentos críticos de la escolaridad", indica el protocolo.

El último año de la primaria y el último de la secundaria tendrán prioridad incluso por encima de Sala de 5 y los primeros grados.

"Se presentan modelos que constituyen marcos generales de implementación progresiva para la implementación de estrategias de vuelta a clases presenciales. Dichos modelos adquirirán matices específicos en cada escuela", asegura el protocolo.

Es importante este párrafo, ya que en diálogo con Filo.News, directores de escuelas privadas reconocieron que están en condiciones de ampliar lo establecido por el protocolo y encarar, desde el 1° de marzo, una mayor presencialidad.

"Queremos garantizar el 100% de la presencialidad, por lo menos todos los días 3 horas y media", dijeron algunos de ellos, incluso utilizando los turnos de la mañana y la tarde en el caso de los que tienen doble escolaridad.

En el caso de los colegios que no cuenten con la infraestructura para asegurar la presencialidad completa, el protocolo establece un esquema dividido en dos grupos, en el que una semana el grupo A asiste 4 días a la escuela mientras el B realiza un trabajo autónomo en el hogar. El miércoles de esa semana, el grupo que no asistió al colegio recibe asistencia virtual y la semana siguiente se invierten los grupos.

Los grupos en los que se dividirán los alumnos deben ser de hasta 15 con un docente.