13 junio 2021

Polémica por los cortes de carne populares

En redes sociales, algunos consumidores reprodujeron imágenes de cortes de carne con alto contenido de grasa mientras que otros hicieron circular fotos de cortes de mayor calidad.

Supermercados, frigoríficos y la Secretaría de Comercio de la Nación se expresaron ante la polémica generada por fotos que se viralizaron de cortes de carne a precios populares que comenzaron a venderse este miércoles y mostraban falda y asado con exceso de grasa.

“La regla no es la foto que circula por redes. Esa es la excepción, porque no todo lo que se produce es uniforme”, respondió Daniel Urcía, presidente de Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), organización que fue parte del acuerdo con el Gobierno.
El dirigente consideró lógico que se exhiban cortes con más grasa que otros. “Seguramente una de las fotos haya sido una de las puntas del asado, que al operario que armó la bandeja en el supermercado, se le pasó, como suele suceder. No hay que estigmatizar al tipo que lo puso en la góndola y llevarlo al extremo”, sostuvo.

Urcía afirmó que “la mayoría de los cortes son de calidad y en condiciones y, de última, al estar exhibidos, está siempre la posibilidad de que el consumidor no los compre”. Además, negó que los cortes provengan solamente de las vacas, las que se exportan a China, principal mercado argentino, sino que “hay de categorías de mejor calidad, como novillo o novillito”.

“Es un programa especial y también juega la política. Nosotros estamos metidos en el medio. Pero el esfuerzo que hace el sector frigorífico y el comercial es muy grande y es una lástima que quedemos envueltos en una discusión que no hace al fondo de la cuestión”, dijo el titular de Fifra. Una posición similar sostuvieron desde el sector supermercadista que selló el acuerdo.

Desde los supermercados, principales canales de venta de los cortes populares, un directivo señaló que “si los frigoríficos nos entregan una mala calidad, enseguida nos comunicamos con la Secretaría de Comercio para denunciarlo, porque el supermercado se juega el nombre en la comercialización”.