16 junio 2021

Plasma y suero equino: a quién y cómo se debe administrar

La reglamentación para la aplicación de ambos productos, en la que trabajó la Secretaría de Calidad en Salud en consenso con entidades médicas y científicas, fue publicada en el Boletín Oficial.

La utilización del suero equino y el plasma de convalecientes en pacientes con coronavirus avanzó en el consenso médico y el Ministerio de Salud y este viernes se publicó el en Boletín Oficial el protocolo para la aplicación de ambos tratamientos.

La redacción de las resoluciones estuvo a cargo de la Secretaría de Calidad en Salud, a cargo de Arnaldo Medina, que trabajó en consenso con diferentes entidades científicas, con la finalidad de establecer el estadío de la enfermedad en el que se recomienda administrar ambos productos.

En el caso del suero equino, el acuerdo fue con la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y la Sociedad Argentina de Medicina (SAM). Son los investigadores participantes del ensayo clínico que determinó la efectividad de uso e investigadores independientes.

La recomendación oficial indica que el tratamiento podrá ser administrado “en pacientes con enfermedad severa con hasta 10 días desde el inicio de los síntomas, con diagnóstico confirmado de Covid-19”, y deberá “ser administrada en el ámbito hospitalario con monitoreo médico en dos dosis, a razón de 4 mg/Kg de peso con un intervalo de 48 horas por vía intravenosa”.

En el ensayo clínico realizado en el país se analizó la seguridad y eficacia en una muestra de 242 pacientes adultos (18 a 79 años) en 19 hospitales y clínicas de AMBA, Neuquén y Tucumán. El promedio de edad fue de 54 años, con una participación mayor de hombres (65% varones y 35% mujeres).

El tratamiento con suero equino fue autorizado en el país desde principios de enero y desde SATI, a mediados de este mes, rechazaron “fuertemente” el uso de suero equino hiperinmune para casos graves de coronavirus. La sociedad médica lo hizo a través de un comunicado y tras el duro pronunciamiento, desde la ANMAT y el laboratorio a cargo del desarrollo del tratamiento salieron a aclarar que no estaba indicado ni aprobado para estos pacientes. Ahora se llegó a un consenso.

En el caso del plasma de pacientes convalecientes, el consenso involucra a la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC), al Grupo Cooperativo Iberoamericano de Medicina Transfusional (GCIAMT), la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), el Consorcio de Instituciones coordinado por el Hospital Italiano de Buenos Aires, la Fundación Infant y el Ministerio de Salud de la Nación.

Esas instituciones concluyeron que se debe administrar plasma de convalecientes de Covid-19 en pacientes mayores de 75 años con menos de 72 horas de iniciados los síntomas, que no presenten criterios de gravedad y que cuenten con diagnóstico confirmado.