5 diciembre 2021

INTA lanzó dos nuevas variedades de maíz

Se trata de cultivares que se caracterizan por su dulzura, consistencia cremosa y terneza del grano para consumo fresco.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) sigue trabajando en el desarrollo de nuevos cultivares, en esta oportunidad presentó dos maíces destinados para el consumo fresco. Se trata de Anita INTA y Eusilia INTA como alternativa para la agricultura familiar de la región templada.

El desarrollo fue llevado a cabo por el INTA Pergamino y fueron inscriptos en el Instituto Nacional de Semillas (INASE). Es un choclo que se destaca por su dulzura, consistencia cremosa y terneza del grano.

En este sentido, Daniel Presello, investigador en mejoramiento genético del INTA Pergamino, Buenos Aires, expresó: “Anita INTA y Eusilia INTA son dos nuevas variedades específicamente pensadas para la agricultura familiar de la región templada”. Además, explicó que se trata de dos cultivares de maíz dulce de polinización abierta no transgénicas, que poseen mutaciones naturales que mejoran la dulzura, consistencia cremosa y terneza del grano para consumo fresco”.

“Ambas variedades están adaptadas a las condiciones ambientales de la región maicera, presentan buenas características agronómicas y tienen buen comportamiento ante las enfermedades locales”, detalló Presello.

El técnico hizo referencia al uso comercial del maíz y mencionó que mayormente se utilizan híbridos de alta productividad. Esto facilita el manejo y permite la recolección en una sola cosecha.

En lo que respecta a los nuevos cultivares, Presello comentó: ““Las variedades de polinización abierta son menos productivas que los híbridos, pero tienen ventajas en las huertas familiares por su período de cosecha más prolongado y porque se puede utilizar parte del grano como semilla para la campaña siguiente sin que se pierdan las características varietales”.

Manejo del cultivo

Para ello, el especialista recomendó la siembra temprana, luego de que en la región pasó el riesgo de heladas y la temperatura del suelo es suficientemente alta para la germinación. “Se pueden realizar siembras diferidas para cosechar choclos en diferentes momentos, pero no demasiado tarde para evitar daños de insectos de espiga”, explicó.

Por otra parte, aconsejó sembrarlas alejadas de cultivos para grano o en fechas diferentes para evitar polinizaciones cruzadas que anulen la expresión del tipo dulce. También mencionó que es importante analizar los suelos y aplicar dosis de fertilizantes que dependen del perfil de nutrientes disponibles, la fecha de siembra, las plantas logradas, la disponibilidad de riego y otras condiciones de manejo.

“El control de malezas puede realizarse de manera mecánica o mediante la aplicación de herbicidas selectivos para lo que se recomienda consultar a un profesional matriculado para manejar estas adversidades de manera segura”, concluyó.