25 febrero 2021

Robaron, huyeron, se despistaron y... desaparecieron!!!

Cinco delincuentes fuertemente armados robaron en una Estancia en la ciudad de Saladillo. En la huida por Ruta N° 205, se tirotean con efectivos de Roque Pérez en el cruce de la Ruta N° 30, continuando la fuga logran esquivar un segundo reten en el acceso a la ciudad.

 

Fue durante los últimos minutos del sábado, cuando al menos cinco delincuentes, sorprendieron a una familia, en estancia La Lucila, ubicada a unos 18 km de Saladillo, por ruta 91 hacia Las Flores.

Los malhechores que golpearon al menos a una de los integrantes de la familia, de apellido Cardena, se llevaron una cantidad de dólares no precisados, un arma 9 mm Bersa y un automóvil Honda Accord, con el que emprendieron la fuga hacia ruta 205. Según información trascendida este mediodía, uno de los integrantes de la familia, habría cruzado disparos con los delincuentes y herido a uno de ellos, mientras abandonaban la vivienda.

Alertados policías de la zona, efectivos de Roque Pérez, establecen un retén en ruta 30, donde se produce un intercambio de disparos, logrando estos pasar por la mano contraria a muy alta velocidad. En el acceso a la ciudad, logran esquivar un segundo retén policial.

Continuando la huida en sentido a Lobos, los malhechores lograron una diferencia de distancia considerable con los móviles policiales, despistaron a la altura del km 127, no siendo advertidos primeramente por los efectivos y es hallado el rodado instantes después, con al menos 3 orificios de entrada de proyectiles.

En principio se cree que, tras descender del vehículo robado, los mismos huyeron a campo traviesa, aunque no se descartaría que algún otro vehículo en apoyo que no fuera advertido, recogiera a estos.

Según la información obtenida, tras la requisa del vehículo y las pericias en el mismo, se encontró un arma de fuego, las denominadas 45, con proyectiles, otro cargador marca Bersa con proyectiles, computadora notebook entre otros elementos.

En el asiento trasero del vehículo se divisó desde un primer momento, una cantidad significativa de sangre, por lo que se presume que uno de los delincuentes estaría herido de gravedad.

Tras cerrar caminos y establecerse custodias en el la zona donde fue abandonado el vehículo, en horas de la mañana se comenzó un rastrillaje por parte de efectivos de las comisarías de Roque Pérez, Lobos, patrullas rurales de ambas ciudades y personal del destacamento la Laguna, que continuas por estas horas, sin arrojar al momento resultados positivos.

Fuente: Roque Pérez Hoy.