1 diciembre 2021

Dirigentes políticos "vacunaron" a los vecinos

Al menos dos personas que no integran los equipos sanitarios –son dos concejales del oficialismo del Frente de Todos- fueron vacunadas en forma indebida contra el Covisd-19 con la vacuna Sputnik-V en el municipio de San Andrés de Giles, aunque podrían ser varias más.

El caso, un escándalo político que tiene en vilo a esa ciudad del norte bonaerense, puso en foco a las concejalas Laura Branchini y Mariana Cané, del Frente de Todos, acusadas por sus pares de Juntos por el Cambio de haber recibido la vacunas en forma irregular.

Cané y Brachini forman parte del mismo espacio que el intendente Carlos Puglelli, y no son las únicas personas apuntadas en la denuncia: según JpC hay al menos otros 20 casos de vacunación irregular.

El comunicado oficial del municipio donde admite el caso.
La comuna, por su parte, admitió en un comunicado oficial fechado el martes que se vacunó a “personas no incluidas en esta etapa de la campaña de inmunización” y además informó que se “ordenó la sustanciación del sumario administrativo” para investigar los hechos.

La oposición difundió su propio documento para expresar su “más enérgico repudio, toda vez que en violación a los protocolos existentes y con total falta de respeto a los vecinos de nuestra ciudad, haciendo uso de su posición política arbitraron los medios necesarios tendientes a obtener un beneficio personal con la colocación de la vacuna”.

“Instamos a que se proceda conforme a derecho y se adopten las decisiones acordes a la gravedad del hecho consumado y que el Señor Intendente Municipal atento a la responsabilidad y poder político que detenta actúe acorde a lo que el pueblo espera”, dice el texto, firmado por los cinco concejales opositores, Noely Meretta, Mercedes Condesse, Adrián Calabró, Eugenio Lacanette y Diego Jauregui.

Las aplicaciones se realizaron en el Hospital Municipal “San Andrés”, dirigido por Fernando Romero, a la vez secretario de Salud el Ejecutivo, con parte del lote de dosis de la Sputnik V que llegaron a la ciudad a principios de este mes.

En la primera etapa del operativo, como se sabe, la vacunación es exclusiva para el personal de salud, y especialmente para aquellos que trabajan en las terapias intensivas. La vacunación al resto de la población es inminente, pero aún no comenzó.