15 junio 2021

Proponen crear una "Universidad Pública Virtual"


Desde la Juventud Radical lanzaron un proyecto para que se pueda mantener la educación superior a distancia.


 


 

Lunes 11 de enero de 2021.

Así como la llegada de la pandemia del Coronavirus cambió en su totalidad la vida de las y los estudiantes bonaerenses, desde la Juventud Radical impulsaron un proyecto para que la virtualidad que se impuso en el 2020 pueda mantenerse luego de que pase el aislamiento.

En ese sentido, la propuesta consiste en adecuar las diferentes carreras universitarias y terciarias para que puedan mantener el sistema virtual de cursada para aquellos estudiantes que lo deseen.

“Este proyecto pretende que todos los estudiantes podamos acceder a las carreras de forma virtual y que emigrar de las ciudades donde nacemos e incurrir en gastos exagerados no sea una obligación para poder progresar en el plano educativo y profesional”, manifestó Franco Constanzo, vicepresidente de la JR de Balcarce.

Desde el sector joven del partido centenario manifestaron en cifras lo que implica para las y los jóvenes tener que dejar sus ciudades para comenzar a estudiar en otras donde están las Universidades Públicas nacionales.

Así, especificaron que para residir y estudiar en Mar del Plata se necesita aproximadamente $180.000 por año; para estudiar en la UBA de la ciudad de Buenos Aires, son $295.000 por año, mientras que en la ciudad de La Plata el costo es de $210.000 y en el caso de Tandil unos $150.000.

Esas cifras son casi imposibles de sostener para la gran mayoría de las familias bonaerenses, sobre todo en un contexto de crisis económica que fue agudizada por la pandemia del Coronavirus.

“La idea no es eliminar la presencialidad, sino que ambos sistemas coexistan y que cada Universidad presente una currícula o comisión para poder cursar de forma virtual y evaluar otras plataformas para el momento de desarrollar las evaluaciones”, especificó el joven boina blanca.

Además, contar con esta opción sería beneficioso para aquellos estudiantes que trabajan durante la mañana y solo pueden cursar por la noche, como también para quienes tienen hijos pequeños a cargo.

“Si bien las dificultades que se les presenta a los estudiantes al momento de emprender una carrera son históricas y la necesidad de implementar la modalidad virtual es reclamada desde antes de la llegada de la pandemia, esta fue la causa que nos ubicó en el desafío de plantear esta modalidad ante la imposibilidad de la cursada presencial y la necesidad de que no pierdan el año”, manifestó Constanzo.

Ahora, desde la agrupación buscan que el proyecto escale y pueda ser replicado a nivel provincial y nacional para poder dar una respuesta a miles de estudiantes que se verían beneficiados por la iniciativa.

“De concretar este proyecto estaremos generando esa luz al final del túnel para muchos estudiantes que sueñan con recibirse. La educación es la herramienta que nos permite definir qué rumbo tomamos y hacia dónde queremos ir y por lo tanto debemos facilitarla y que acceda la mayor cantidad de argentinos y argentinas posible”, sostuvo el joven.