8 diciembre 2021

Por temor a restricciones, caen reservas en Mardel


Los rumores sobre una posible imposición de un toque de queda hicieron que cientos de turistas cancelaran sus reservas para vacacionar en la provincia.



 

Miércoles 6 de enero de 2021.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ratificó el día de ayer en conferencia de prensa, que a pesar del notable aumento de contagios de coronavirus, esta semana no se adoptarán medidas restrictivas, pero que sí evaluarán la situación durante la próxima, lo que generó que Mar del Plata sufriera una significativa caída de reservas en hoteles y departamentos.

“En Mar del Plata casi todos los hoteles sindicales están cerrados. En hoteles privados, un alto porcentaje también cerrado. De los pocos hoteles que abrieron no llegan al 20% de reservas para enero. Es muy difícil trabajar así, es complicado encarar el futuro de esta manera”, dijo Avedis Sahakian, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) de Mar del Plata, en diálogo con con Infobae.

De hecho, fue Sahakian quien confirmó que muchas reservas fueron canceladas por el temor que generaron las declaraciones del Gobernador. Cabe destacar que en los últimos días corrió el rumor por medios hegemónicos sobre un posible toque de queda, lo que habría aumentado el miedo de los turistas.

“La gente cuando viene de vacaciones quiere hacer todo. Las salidas nocturnas son parte del paquete turístico, son indispensables dentro del paquete recreacional. Por eso esto afecta a otras cuestiones: hay gente que está trabajando en sus empresas radicadas en otras localidades del país y, ante esta incertidumbre, se quieren volver”, indicó Sahakian.

En la conferencia de prensa, Kicillof hizo hincapié en el fortalecimiento de los controles, pidiéndole a una población cada vez más relajada que retome los cuidados tal y como lo hacían al comienzo de la pandemia, ya que en la provincia el aumento de los casos comienza a preocupar a los especialistas.

En el acto, que duró cerca de dos horas, todos los presentes coincidieron en reforzar los controles en la calle, las playas y los locales gastronómicos. Lugares en donde, en los últimos días, se observaron imágenes de cientos de personas reunidas sin respetar ninguno de los protocolos recomendados.