5 marzo 2021

Descubren el “fiel reflejo” de la sociedad nuevejuliense


Estudios científicos que se venían desarrollando desde hace más de una década por parte de la Facultad de Investigaciones Irrelevantes de la Universidad de la Sarasa (Salamanca, España), llegaron este 28 de diciembre de 2020 a establecer cuál es el exacto “fiel reflejo” de la sociedad nuevejuliense; y para sorpresa de todos, no es una persona, sino un objeto.



 

Lunes 28 de diciembre de 2020.

Estudios científicos que se venían desarrollando desde hace más de una década por parte de la Facultad de Investigaciones Irrelevantes de la Universidad de la Sarasa (Salamanca, España), llegaron este 28 de diciembre de 2020 a establecer cuál es el exacto “fiel reflejo” de la sociedad nuevejuliense.

Pese a las especulaciones realizadas por distintos especialistas, quienes estimaban que se trataba de algún ciudadano representativo de la forma de ser de los vecinos y vecinas de la ciudad y el distrito, uno de esos “personajes pueblerinos” que podía contener en un solo cuerpo las características comunes de todos quienes habitan este suelo, los científicos de la citada casa de altos estudios, entre ellos José Luis Félix Chilavert, José Sanfilippo, Horacio Pagani, Rocío Marengo, Yanina Latorre y Moría Casán, todos ellos Profesores Eméritos en la materia “Bolonquis (del latín, “quilombos”) mediáticos innecesarios I, II y III”; concluyeron con rigor científico que no es una persona común.

Tampoco lo son el “fiel reflejo” de la forma de ser nuevejuliense aquellos que han trascendido en alguna rama del deporte, la ciencia, el arte, el espectáculo y mucho menos la música; sino, ni más ni menos que un objeto.

Sí, un objeto que desde hace aproximadamente 40 años o más, no hace más que “reflejar”, precisamente cómo somos los nuevejulienses, que hacemos en determinadas situaciones, y cómo actuamos.

Sin mayores preámbulos, el dictamen de los científicos mencionados señala en su artículo 1ero. y único (demasiado que entre todos estos pudieron armar un párrafo):

“Se concluye en que el “fiel reflejo nuevejuliense” es el espejo colocado en el frente del comercio gastronómico que ocupa la esquina de Avda. Vedia y La Rioja (sobre esta última calle), y que se conservó pese a pertenecer anteriormente a un comercio de indumentaria llamado Zoo”.

En tanto, de acuerdo a archivos clasificados (?) a los que pudo acceder La Trocha Digital, las revelaciones científicas -otra vez (?)-, se habría determinado que este objeto es representativo de lo descripto por razones que se detallan a continuación:

- Está en uno de los lugares centrales de “La Vuelta del Perro” desde aproximadamente inicios de los años 80, ya que se puede observar por delante del mismo una cabina de gas natural -que además rompe la arcada en la que está encuadrado- y cuya obra data de ese momento, o antes.

- En base a ello, se estima que desde ese entonces y hasta la actualidad ha reflejado, sin descanso a todos y cada uno de los nuevejulienses al menos una vez en la vida, a excepción de los nacidos en el presente año.

- Además, se considera que es el “fiel reflejo” de cómo somos los nuevejulienses (hombres y mujeres, claro) en varios aspectos, entre ellos, a saber: tirándole facha al susodicho espejo a la pasada, peinándose/despeinándose frente al mismo, entrando panza, disimulando la pelada con una gorra, probando si quedan bien o mal los lentes de sol, pispeando que imagen dá al cruzar tomado de la mano de una pareja, observar cómo se “cuerea” a una persona, y a la vuelta siguiente, ver transpirar su vidrio de vergüenza ajena cuando esa misma persona es objeto de abrazos y besos supuestamente afectuosos.

- Claro está, también, bancarse “regalitos” de algún borrachín de turno, algún petardo de tiempos de pirotecnia libre durante las fiestas, el paso tirando cortes de algo parecido a una moto, las interminables vueltas de algún auto último modelo o tunneado con la música al mango y; sobre todas las cosas, esas confesiones que se hacen frente al mismo, cuando alguno se encuentra solo frente a este ya casi santuario de la ciudad, onda “la pelota, que viejo estoy”!;  “a la pipeta, le voy a tener que aflojar a los postres!”; o más arriba “… hoy con este jopo la rompo”.

Así dadas las cosas, se aguarda ahora que la Junta de Notables Nuevejulienses –tercer (?)- declare al sitio “Monumento Histórico de las Tres Lagunas”, no porque sea un hecho importante, sino porque como todo monumento de la ciudad el pobre ya casi se siente discriminado porque todavía no lo han vandalizado.

En fin, lo cierto queridos lectores, es que estamos ante un hecho histórico y sin precedentes, o bien ante una pavada grande como una casa que no hace más que repetir la tradición anual de “La Trocha Digital” de compartir una bromita del Día de los Inocentes, aún sabiendo que van a salir todos aquellos detractores de siempre a decir que con estas cosas no se jode por el significado histórico del acontecimiento y bla, bla, bla, olvidando que alguna vez hicieron bromas de estas características.

Que la Inocencia les valga!! Felíz Día de los Inocentes!!!

 


“Felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse”.

 Santo Tomás Moro.