22 junio 2021

Ayacucho: polémica medida sobre fumigaciones


El distrito bonaerense autorizó a fumigar a 100 metros de escuelas y hogares.



 

Jueves 24 de diciembre de 2020.

A puertas cerradas y con disturbios, el HCD local de Ayacucho aprobó una polémica ordenanza que había sido elaborada por tres entidades rurales. Hubo escándalo.

Después de un tratamiento a puertas cerradas, donde no se dejó ingresar a vecinos y vecinas, el Concejo Deliberante de Ayacucho aprobó una ordenanza que habilita a fumigar a menos de 100 metros de viviendas y escuelas rurales. Hubo escándalo: sólo participaron los concejales del bloque de Juntos por el Cambio. La sesión se dio en un clima de tensión, luego de que concejales del oficialismo se negaran a continuar ante la presencia de vecinos. Hubo insultos y disturbios.
La norma, además, permite pulverizaciones a tan solo 25 metros de cursos de agua y 2 mil metros de forma aérea. Tantos los vecinos que viven en localidades rurales como en la ciudad, no fueron consultados por las autoridades municipales.
Pero, las razones de cómo esta ordenanza se terminó aprobando en el HCD de Ayacucho, amplifica la polémica. El primer borrador del proyecto de ordenanza había sido redactado por tres sectores del agro involucrados: el Círculo de Ingenieros Agrónomos, la Sociedad Rural de Ayacucho y la Federación Agraria. Si bien una vez ingresado, se dieron algunas modificaciones desde el bloque de Juntos por el Cambio, el espíritu del proyecto no se vio alterado.

Ni siquiera después de haber escuchado los argumentos de la organización ambiental local, Agroecología Ayacucho y otros vecinos, que puntualizaron en que, para aprobarse, faltaba elaborar un informe de impacto ambiental previo y tener en cuenta varias consideraciones respecto a la amenaza que los distintos agroquímicos provocan en la salud humana. Por tomar solo un ejemplo: el año pasado se confirmó que toda una familia de Pergamino, afectada por los agroquímicos, sufría de “daño genético”.

Por ahora, el intendente de Ayacucho, Emilio Cordonnier (Juntos por el Cambio), no se pronunció respecto a la ordenanza que se aprobó dentro de las sesiones extraordinarias que él convocó.

“Los concejales oficialistas no pudieron justificar el por qué de los 100 metros. Además, en la ordenanza no se reconoce ninguno de los aportes de la ciencia y tampoco se explicita cómo va a ser el organismo de control de las fumigaciones”, le contó a INFOCIELO, María Eugenia Bordagaray, referenta de Agroecología Ayacucho.

Desde la agrupación ambiental remarcan, además, que la ordenanza propone 2 mil metros de exclusión para la zona urbana y 500 en la zona rural,“desconociendo que allí habitan muchas familias”.

Por su parte, el bloque del Frente de Todos presentó un proyecto de ordenanza alternativo en el cual planteaba más de 1 mil metros de exclusión y prohibía las fumigaciones aéreas, pero en el recinto se vio derrotado por la mayoría oficialista.

“El proyecto de ordenanza que presentó el oficialismo es grave, porque en sus considerandos no tuvieron en cuenta nunca a la salud de la gente. No reconocieron nunca la diversa cantidad de estudios y evidencia científica que existe respecto al tema y que habla del peligro de exponerse a los agrotóxicos”, manifestó para este medio, el concejal del FdT, Juan Giussepucci.