24 junio 2021

Recalculando: Provincia dio marcha atrás con las fiestas de hasta 200 personas


Si bien el Gobierno nacional autorizó las actividades nocturnas de entretenimiento, las autoridades provinciales definieron no autorizarlas por la disparada de contagios.



 

Miércoles 23 de diciembre de 2020.

Si bien este lunes el Gobierno nacional autorizó vía decisión administrativa las fiestas nocturnas al aire libre de hasta 200 personas, las autoridades provinciales decidieron dar marcha atrás con la medida.

Así lo confirmó el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, quien precisó que la publicación la resolución y los protocolos correspondientes “quedarán en stand by” hasta ver cómo evoluciona la situación epidemiológica.

 

El diagnóstico que brindaron Bianco y el viceministro de Salud, Daniel Kreplak, fue duro. “Retrocedimos un mes en quince días”, sostuvo el jefe de Gabinete sobre el rebrote de casos de coronavirus que se está registrando en territorio bonaerense.

“Más allá de que el Gobierno nacional nos autorizó decidimos no avanzar por ahora, luego del trabajo de un mes que se hizo con los intendentes y de bajar los casos”, explicó Bianco.

 

La decisión que implicaba un extenso protocolo con medidas de cuidado para asistentes a los eventos y los trabajadores, se pensó para evitar la proliferación de fiestas clandestinas.

“Se estaba buscando algún tipo de actividad para evitar las fiestas clandestinas, durante la semana vimos que los casos siguen en aumento y decidimos no habilitarlas”, dijo el jefe de Gabinete.

Así, por el momento las actividades nocturnas al aire libre de hasta 200 personas autorizadas por la Decisión Administrativa 2216/2020 del Gobierno nacional, no se autorizarán.

“Veremos cómo sigue la situación. Los protocolos están terminados, que implican medidas rigurosas de cuidado y pedidos de autorización a los municipios. Por ahora no va a dar autorización, va a quedar en stand by”, insistió Bianco.

Los protocolos elaborados sugieren cumplir un coeficiente de aforo de un máximo de 30%, áreas demarcadas, controles de temperatura, un registro de asistentes, uso de tapabocas, medidas de higiene y postas sanitarias.

Puntos centrales del protocolo en "stand by":

El coeficiente de ocupación del aforo será de un máximo del 30% en relación a la capacidad máxima habilitada al aire libre no pudiendo superar las 200 personas.

Los organizadores de las fiestas deberán definir perímetros y superficies definidas para que se pueda controlar el aforo correspondiente.

Deberán estar demarcadas las áreas (distancia mínima 2 metros), para ingreso y egreso de las personas y evitar el contacto cercano.

Para poder ingresar al lugar se deberá realizar en el/los acceso/s a este, la medición de la temperatura corporal a toda/os lo/as que ingresen.

No se permitirá el ingreso a personas con temperatura igual o mayor a 37,5°C.

Todo asistente que confirme su presencia, deberá estar registrado con datos completos, nombre y apellido, DNI, celular, en planilla correspondiente de ingreso.

Al ingreso del establecimiento, se deberán difundir las medidas de distanciamiento social y el uso obligatorio del tapaboca.

La distribución se realizará por demarcación en el suelo, por burbujas sociales (convivientes, grupos de hasta 6 personas, con separación de 2 metros con otras burbujas) o con estructuras de división de espacios.

Será obligatorio el uso de tapabocas, el cual solo podrá ser quitado en el caso de consumir alimentos o bebidas.

Se deberá prever la instalación de postas sanitarias con dispensa de alcohol en gel y/o alcohol al 70% en todos los sectores.

Es recomendable que cada 60 minutos por audio de todo el establecimiento se mencionen las medidas para prevenir el COVID-19, el uso de tapaboca mentón bien colocado en todo momento, el distanciamiento social de 2 metros y la frecuencia lavado/higiene de manos.

En los espacios interiores del establecimiento no se permitirá el desplazamiento de público, excepto para el uso de sanitario o gastronomía.

En los pisos de ingreso se deberán colocar alfombras sanitizantes o 2 trapos de piso con lavandina al 0,1% (20 en 1000).

Se deberán desinfectar las superficies y objetos de uso frecuente, antes del ingreso, y periódicamente durante el horario en el que las instalaciones se encuentren en presencia de personal como también previo al cierre del mismo.

Los trabajadores deberán trasladarse con medios propios, sin la utilización del transporte público de pasajeros.

El empleador deberá dividir las zonas de ingresos y egresos. Deberán ser independientes.

Será de exhibición obligatoria por parte de los empleadores en lugares fácilmente visibles (pisos y paredes), cartelería que contenga información sobre el sentido de la circulación, lavado de manos, distanciamiento social, prohibición de contacto físico al saludarse p prohibición de compartir objetos personales, entre otros.

En la medida de lo posible es recomendable aislar a los trabajadores y a los concurrentes instalando medios físicos de separación (mamparas, tabiques de separación, paneles divisores, etc.).