2 agosto 2021

Misiones: Desde enero se quemaron más de 1.731 hectáreas


El informe nacional sostiene que el 95% de los incendios son producidos por intervenciones humanas.

Sábado, 28 de noviembre de 2020.

El informe del Servicio Nacional de Manejo del Fuego señala entre el 1 de enero y el 15 de noviembre de este año, en Misiones unas 1.731,75 hectáreas se vieron afectadas por los incendios.

in embargo, en estas cifras no están incluidas todas las superficies que se vieron perjudicadas con los últimos focos que se registraron durante esta semana, como es el caso de la Biosfera Yabotí y el Cuña Pirú donde se perdieron más de 120 hectáreas.

En el informe, además señalan las causas por las que se generan los incendios, entre las que se encuentran las ‘causas antrópicas’ (por negligencia), como por ejemplo un fogón mal apagado o fuegos intencionales para deforestar. Se calcula que el 95% de los incendios son por estas causas.

Por esta razón, señalan que “no se debe hacer fuego debajo de los árboles, solo en lugares habilitados. Se debe evitar arrojar colillas de cigarrillos y fósforos, ya que son peligrosos”.

También aconsejan retirar los residuos, como latas y vidrios, que pueden “actuar de lupa y provocar fuego”.

En este contexto, el documento recalca que “el 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas y entre las primeras causas se encuentra el uso del fuego para la preparación de áreas de pastoreo”.

A la vez, otras que prevalecen son el abandono de tierras, las fogatas y las colillas de cigarrillos mal apagadas.

También destacan que “los factores climáticos, como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes, también inciden en la propagación del fuego”. Por esto, recomiendan que “cuando se dan estas condiciones se deben extremar las precauciones”.

Luego de varios días con un intenso trabajo por parte de los bomberos voluntarios, brigadistas, guardaparques y la policía, entre otros, varios focos de incendios fueron controlados en distintas partes de la provincia.

Las lluvias caídas en la jornada del jueves ayudaron al trabajo y; es así que en la jornada del viernes los bomberos y brigadistas volvieron al monte para vigilar la situación.