7 julio 2022

Mensaje del Obispo Diocesano tras el femicidio de Micaela


Ante el asesinato de la joven Micaela Zalazar, de 28 años, y del bebé que llevaba en su vientre, el Obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, compartió la “conmoción y consternación de la población nuevejuliense”.



 

Miércoles 16 de septiembre de 2020.

Asimismo, manifestó su afecto “por sus seres queridos, familiares y amigos que sufren esta pérdida tan desgarradora” e imploró a Dios de todo corazón “los consuele, los ilumine con la fe, los sostenga en la esperanza, los mantenga unidos en el amor y cure en el tiempo tan terrible herida”.
“Al mismo tiempo quiero expresar mi más profundo repudio por toda forma de violencia que atenta gravemente contra la vida humana, como en este caso, contra la mujer y su hijo por nacer. No podemos mirar hacia otro lado y debemos trabajar decididamente en la prevención de estos hechos. Llamo e invito a todos los actores y sectores sociales a buscar juntos los motivos y los remedios para estas y otras situaciones tan lacerantes como trágicas. Sin lugar a dudas, el respeto por toda vida humana es el fundamento y punto de partida para toda solución y ayuda en este sentido”, exhortó.

“El 15 de septiembre la Iglesia conmemoró a la Virgen María al pie de la cruz de Jesús, en su advocación de Nuestra Señora de los Dolores. María virgen, esposa, madre y viuda es modelo y espejo cercano y tierno para toda mujer en particular y los creyentes en general. Nada más doloroso para una madre que perder a una hija o hijo. María, junto a la cruz de su Hijo, nos consuela y conforta, ayudándonos en el camino para elaborar y asumir una pérdida y un duelo”, afirmó.

Finalmente, aseguró: “La comunidad católica tiende su mano y presta su oído a todos cuantos sufren esta tragedia, poniéndose a disposición para colaborar en la superación de este dolor y en la prevención de situaciones similares. Dios nos ilumine y fortalezca”.