17 abril 2021

Néstor Villarreal, otro ejemplo de valor y tesón ante la crisis


El convecino, de larga trayectoria en tours de compras y viajes, vio afectada su actividad por la pandemia; pero con fuerza e ingenio, se reconvirtió ofreciendo ahora un servicio muy útil, cómodo y seguro para sus clientes, que ya superó las fronteras de 9 de Julio.

 

Lunes, 27 de julio de 2020

La cuarentena por la pandemia de Coronavirus, extensa pero necesaria, más allá de lo estrictamente sanitario, está dejando un gran impacto sobre nuestras vidas, el que alcanza naturalmente mayores dimensiones aún, cuando esa incidencia se traslada a lo económico y la imposibilidad de trabajar.

Lejos de la posibilidad de resignarse, tanto porque resulta imposible, como el amor propio, algunos no dudaron y rápidamente eligieron la posibilidad de reinventarse, convirtiendo a esta situación tan compleja en una gran posibilidad.

Así lo observó Néstor Villarreal, apreciado vecino dedicado desde hace años a la actividad de viajes y turismo, una de las más afectadas por la pandemia, que reconoce que el ejemplo de su padre y los valores que le inculcó, “fueron el impulso que necesitaba para no dejarme vencer al ver mi minibús, que tanto me costó conseguir, parado por más de 120 días”.


“Decidí reinventar mi actividad, y comencé tomando contacto con puesteros de Buenos Aires y de allí en adelante, coordiné con los clientes habituales de los viajes de compras que realizábamos a Buenos Aires la posibilidad de traer las mercaderías mediante un servicio de mandados. Logrados los permisos y habilitaciones correspondientes del municipio y la Policía, que entendieron el momento difícil que estábamos viviendo, pudimos hacer realidad el proyecto”, comenta a nuestro medio.

Asimismo, reconoce con dolor que el proceso no fue fácil, ya que implicó poner en venta su vehículo particular para adquirir un utilitario de trabajo, pero igualmente se muestra muy satisfecho y optimista, ya que "es una gran tranquilidad encuadrarse en las reglamentaciones vigentes”.

Néstor Villarreal asegura que su estrategia de trabajo, “brinda un servicio muy necesario a muchas familias que viven el día a día, y no solamente de nuestra ciudad, ya que también abarcamos a distritos vecinos como General Viamonte, Carlos Casares, Bragado y Alberti”.

“Tenemos contacto con muchos puesteros de provincia que no pueden realizar pedidos en Capital, por lo que también hemos montado un servicio de motomandados; pero siempre tomando todas las precauciones que debemos adoptar para cuidar a nuestras familias y a los clientes, a tal punto que luego de cada viaje cumplo con un período de aislamiento”, agregó el nuevejuliense, quien agradeció la solidaridad de todos para sobrellevar esta situación, “porque no podemos esperar todo del Gobierno y que las autoridades nos solucionen nuestros problemas; sino que por el contrario, todos tenemos que poner nuestro granito de arena”.