21 abril 2021

¿Hay grieta también para el Autódromo?


Hoy, el Concejo Deliberante local, debatirá la posibilidad de imponer el nombre de "Autódromo Municipal Ciudad de 9 de Julio Guillermo "Yoyo" Maldonado" al trazado automovilístico nuestra ciudad, que el domingo llega a los 50 años de su creación. Con opiniones respetables a favor y en contra de la iniciativa, se percibe una "grieta" innecesaria.



 

Jueves 23 de julio de 2020.

A tres días de cumplir sus 50 años, y como se expresara en una nota anterior, ningún nuevejuliense, sea amante del automovilismo deportivo o no, hubiese imaginado llegar a una fecha tan trascendente para nuestro autódromo con una polémica instalada acerca de su cambio de denominación.

En base a una iniciativa del Bloque de Concejales de Juntos por el Cambio, se debatirá hoy en el Concejo Deliberante local la posibilidad de cambiar la denominación del circuito, imponiéndole el nombre de "Autódromo Municipal Ciudad de 9 de Julio Guillermo "Yoyo" Maldonado", como homenaje en vida a quien fuera 7 veces campeón de automovilismo deportivo a nivel nacional y sudamericano, y embajador de nuestras tierras por excelencia.

Los fundadores y sus descendientes se oponen a tal medida, considerando que el autódromo tiene un nombre que rinde homenaje a quienes hicieron el esfuerzo por lograr aquella quimera, y sostienen que el mismo los perpetúa en el tiempo, haciendo extensivo ese homenaje a la comunidad.

Por el otro lado, generaciones más jóvenes, que indudablemente reconocen ese esfuerzo, consideran que el agregado del nombre del ex piloto nuevejuliense es un justo y merecido homenaje para quien llevó el nombre de la ciudad a los planos deportivos más altos del país, representando a la misma y a cada uno de sus habitantes, y siendo sinónimo de 9 de Julio en cualquier conversación.

Lo cierto es que, el debate;  justo y respetable, ha alcanzado algunos ribetes casi políticos, colocándonos ante una suerte de "grieta" como tantas otras, como si este homenaje fuera una suerte de pulseada política más que ciudadana, ya que algunos sectores así parecen indicarlo, apoyando por el origen del proyecto, o rechazñandolo por sus mismas razones.

Con ello, casi que el pretendido homenaje a Maldonado parece haberse desvirtuado de manera caprichosa y hasta irrespetuosa por parte de quienes, por sostener una idea, desvalorizan su tarea; mientras que por el otro lado, sucede lo mismo con los fundadores, ante las opiniones de quienes consideran que el homenaje a los mismos ya fue hecho, y continúa vigente a partir de la conjunción de las denominaciones.

Argumentos intermedios sobre las situaciones que se dan en ciudades como Buenos Aires y La Plata, donde sus respectivos autódromos adoptan nombres similares al que se propone imponerle al de 9 de Julio no alcanzan para quienes buscan consenso, debiendo recordarse que ambos, tras la denominación de "Autódromo Ciudad de..." agregan los nombres de "Oscar y Alfredo Gálvez" y "Roberto Mouras", respectivamente; incluso el segundo rindiendo homenaje a un piloto brillante y carismático, pero oriundo del vecino distrito de Carlos Casares y no de la capital provincial.

Sea cual fuere la decisión a adoptarse en el seno del deliberativo local, el homenaje o la conservación del nombre actual, han terminado siendo lamentablemente embarrados por los salpicones de una grieta que cansa y excede cualquier límite, desgasta a la sociedad y lo que es peor; envuelve en una polémica innecesaria tanto a quienes muchos trabajaron por ese sueño que es realidad desde hace 50 años, como a un ídolo de varias generaciones de nuevejulienses.