18 abril 2021

"Moramor", desafío y esfuerzo, a pesar de todo


Pese a la pandemia, la crisis económica y las dificultades propias que impone una economía difícil, "Moramor" se convierte en una alternativa para la moda, con presupuestos para todas las posibilidades en su local de La Rioja 1453.



 

Sábado 18 de julio de 2020.

 

Suele decirse que “en cada crisis hay una oportunidad”, y así parece demostrarlo la convecina Carolina Carballo, que cuando estaba a punto de iniciar un nuevo emprendimiento en el rubro de indumentaria, “Moraamor”, situado en La Rioja 1453, recibió, como cada argentino, la noticia del inicio de la cuarentena obligatoria.

Pese a ello, no bajó los brazos y con paciencia, siguió esperando las habilitaciones de las distintas fases hasta poder abrir las puertas de su comercio, con todo listo y la mercadería ya comprada.



“Siempre me dediqué a la venta de ropa, y los inicios se dieron en el garage de mi casa alquilada, cuando Mora, mi hija, no sabía aún caminar, y no podía ser aceptada en la guardería, por  lo que decidí esta opción para poder cuidarla. Después, con los años, cuando ya mi hija creció, decidí dar un paso más e iniciar el emprendimiento de un local muy cercano a este, donde trabajé por espacio de tres años, hasta que quedé embarazada de Milo, mi segundo hijo; y como ya no podía atenderlo, dejé la actividad hasta este año, cuando volví a iniciar el emprendimiento, muy cerquita del local anterior”, comenta la propietaria.



“Un día antes de iniciarse la cuarentena había viajado a comprar jeans, ya que inicialmente había pensado en trabajar solo ese rubro”, recordó, aunque de una manera casi risueña, ya que su ímpetu y su entusiasmo no decayeron durante las diferentes fases de mayores restricciones para los comercios, tiempo que aprovechó para armar y decorar el local, sabiendo que ya llegaría la oportunidad de estar nuevamente detrás del mostrador.

Así fue que el pasado 9 de julio, finalmente, decidió abrir sus puertas, como contrapartida de tantos comerciantes del rubro que debieron cerrar sus puertas como consecuencia de la crisis económica derivada de la cuarentena.

“Hay que seguir trabajando y redoblando esfuerzos siempre, ya que si bien la gente no sale, la ropa que todos necesitamos día a día, se sigue vendiendo normalmente, también adaptándose a los tiempos y a las posibilidades económicas de todos los presupuestos, por lo que hemos apuntado a los jeans denim,  los sueters de Bremer, pantalones engomados y remeras, siempre para mujeres y en todos los talles y con más de 40 modelos de cada uno de ellos”, remarcó.



Nada podrá frenar las ganas de trabajar y progresar”, subraya además Carolina, como buena geminiana que conoce de esfuerzos y de trabajo, y que encontró en “Moramor”, cuyo nombre proviene del nombre de su hija Mora y  su amor por ella, su motor de vida;  aunque, reconoce, ahora que su segundo hijo, Milo, “debería tener también otro emprendimiento”.

“Flor, Mario, y su esposo me han acompañado en la decoración del local y la pintura, llevando adelante un trabajo artesanal que le da un toque especial al mismo, y también nos alienta a seguir progresando y seguir sumando día a día”, agradeció Carolina, invitando a la comunidad a conocer las distintas ofertas y prendas, de lunes a sábado de 9 a 12.30 y de 16 a 20 en su local de calle La Rioja N° 1453, cumpliendo con el protocolo sanitario.

También,  los clientes que deseen, se pueden contactar para hacer consultas al Whats App 2317 487060.