25 julio 2021

Vicentín: "Pensé que iban a festejar", admitió Fernández

 


El presidente Alberto Fernández sostuvo ayer que evaluó mal la reacción social que generaría la intervención de la cerealera Vicentin y aseguró que no es “un loco suelto” que anda “con una chequera de expropiaciones”.



 

Martes 14 de julio de 2020.

“Cuando miro para atrás y me pregunto qué hice mal en Vicentin, veo que me equivoqué porque pensé que estaba más asumida la situación de crisis. Pensé que iban a salir a festejar. No ocurrió, empezaron a acusarme de cosas horribles”, explicó el jefe del Estado.

En ese sentido, Fernández señaló que, frente a la reacción negativa, se quedó “esperando que alguien traiga una mejor solución”. Y se lamentó: “Pero nadie me la ha traído”.

Además, el primer mandatario sostuvo que no quiere vivir en un país en que “cada decisión se convierte en un Boca-River” y afirmó que se mantiene “muy respetuoso de la propiedad privada”.

“No soy un loco suelto, no ando con una chequera de expropiaciones”, aseguró el presidente. Al respecto, añadió: “Salgo y digo que me preocupa lo que está ocurriendo con la principal exportadora oleaginosa del país y me dicen que soy un chavista que quiere expropiar. Si quisiera expropiar, no expropiaría una empresa en quiebra sino una cerealera floreciente”.

Lo cierto es que Fernández se mostró molesto con la situación que tuvo que atravesar con el tema de Vicentin. “Soy muy respetuoso de la propiedad privada. Pero el Banco Nación (BNA) también es propiedad privada”, sostuvo.

De ese modo, defendió el camino que siguió el gobierno nacional para intervenir la empresa y proponer un plan de expropiación, una iniciativa que parece haber quedado en pausa por no tener el consenso suficiente en el arco político y la sociedad.

En esa línea, apuntó contra las voces disidentes, especialmente a Juntos por el Cambio (JxC). “Siento que la oposición encontró en 2015 un método, el de la demonización absoluta, diciendo que iba a ser un país como Venezuela (si gobernaba el peronismo). Pero los que hicieron un país como Venezuela, con una inflación galopante, fueron ellos. Ahora es como que quieren volver con esa retórica”, reprochó.

“Seguimos esperando a que alguien diga cuál es la alternativa a lo que dijo Alberto Fernández, que evidentemente tuvo una percepción errada de lo que aparentaba ser una aspiración de recuperación de Vicentin”, enfatizó el presidente.

“Lo que uno quiere es salvar una empresa que es referencia en la exportación de cereales en la Argentina y que no la desguacen judicialmente”, prosiguió.