12 abril 2021

La autopista urbana de Junín está en marcha


Las tareas ya iniciaron en la intersección con la Ruta 65, frente a la ex Argenlac, donde se elevará un intercambiador vehicular tipo “trompeta”. Con una longitud de 8 kilómetros, tendrá 5 ingresos; en Circunvalación, Benito de Miguel, Ramón Hernández y en las calzadas provinciales.

Domingo, 12 de julio de 2020

Entre los kilómetros 258 y 265 de la Ruta Nacional 7, correspondiente a la travesía urbana de Junín, comenzaron a construir una nueva autopista, que tendrá cinco distribuidores de acceso a la ciudad para evitar los cruces con semáforos, prevenir accidentes y agilizar el tránsito.

Las tareas iniciaron en la intersección de las rutas 7 y 65, frente a la ex Argenlac, donde se elevará un distribuidor vehicular tipo “trompeta”.

En rigor, el trayecto completo va desde la intersección con Ruta 65 (Este) hasta el distribuidor que empalma con la Ruta Nacional 188.

Con una distancia cercana a 8 kilómetros de longitud, los trabajos consisten en la refuncionalización de calzadas existentes, la construcción de colectoras e intercambiadores de tránsito tipo rulo, trompeta y diamante urbano. El proyecto de las calzadas principales de la autopista contempla cinco nuevos ingresos al casco urbano de Junín. Se prevé un intercambiador (ya en ejecución) en el empalme con Ruta 65 Este (Km 258,39), que será elevado a dos niveles, de tipo “trompeta”, ya que la traza de la ruta provincial no continúa hacia el norte. En el intercambiador con intersección a la avenida Circunvalación (km 258,67), las calles colectoras frentistas presentarán una particularidad en su duplicación en el sector NE a los efectos de completar las vinculaciones que demandan los accesos a la Terminal de Ómnibus ya implantada en ese sector.

Continuado el tramo, habrá un distribuidor en el acceso por avenida Benito de Miguel (Km 259,60). En este caso, la intersección se anteproyecta con la conformación de un diamante urbano elevando 700 metros las calzadas principales de la autopista con pendientes máximas de 3% y curvas verticales para 100 Km/h. La estructura del puente se diseñará con dos luces de 20 m c/u a fin de dar un ancho de 3 carriles por sentido de circulación para la avenida y las veredas peatonales correspondientes a cada lado del cruce inferior. Las cuatro ramas de conexión tanto para Circunvalación y Benito de Miguel reúnen características similares con carriles de frenado y aceleración para 100 Km/h en autopista y 50 Km/h en coincidencia de las narices generando sobre las calles colectoras zonas de intercambio que se resuelven con un carril adicional.

Más adelante, se realizará una vinculación con acceso para el tránsito pesado, por avenida Ramón Hernández, (Km 260,26) donde no habrá un intercambiador vehicular.

En el empalme con Ruta 65 oeste (Km 261,18) nuevamente se elevarán 800 metros las calzadas principales de la Ruta 7, adicionando un tercer carril a estas donde habrá un distribuidor. En la última parte se hará la readecuación y refuncionalización del distribuidor en Ruta N°188 (Km 265). Esta conexión permitirá reubicar la actual vinculación de la Planta de Distribución YPF con la calzada principal de la Ruta 7.

Características de la obra

El perfil de la obra de la autopista tendrá la siguiente configuración: dos carriles por sentido de circulación. El ancho de calzada será de 7,30 m, con banquina externa de 3 m de ancho (2,50 m pavimentado), banquina interna (0,5 m) asfaltada y separación central con defensa con nivel de seguridad mínimo TL4. El perfil tipo del viaducto contemplará en todos los casos el ancho de coronamiento similar a la sección en terraplén. Estas características se mantendrán en los tableros de los puentes de las intersecciones y terraplenes reforzados. Las defensas tipo New Jersey laterales tendrán un nivel de contención TL5.

Según informaron, el tramo deberá independizar al tránsito pasante por la Ciudad, aumentando el nivel de servicio y las condiciones de seguridad generales de la travesía. “Como premisa de diseño deberá tenerse en cuenta la separación del tránsito de ómnibus, del pesado y liviano, en consideración al ordenamiento urbano y los movimientos que se estudien”, expresaron. Cabe destacar que el paso por Junín permitirá dar continuidad a la sección de la autopista que está en construcción desde San Andrés de Giles a la Región, con un diseño coherente, hasta su finalización en el distribuidor con la Ruta 188.

Las colectoras

Se proyectarán las obras para dar continuidad a las calles colectoras de la Ruta 7 en toda su longitud. El ancho de las calles y posición del eje serán los necesarios para contemplar el tránsito futuro (mínimo 8 m). Además, las calles laterales deberán ser pavimentadas en toda su longitud hasta la intersección con la Ruta 65 Oeste (Km 261,18).

También tendrá que incorporarse el análisis de la necesidad de proyectar dársenas de estacionamiento de colectivos, refugios, bicisendas y pasarelas peatonales, en especial en tramos próximos a cruces con vías importantes, establecimientos industriales y educativos frentistas, etc.

 

 

Fuente: Diario Democracia