18 abril 2021

Sin acuerdo, anuncios postergados


Pese a la gran expectativa que había en torno a un anuncio oficial para esta noche, el Presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta decidieron pasar la confirmación de la extensión del aislamiento social preventivo y obligatorio para mañana.



 

Jueves 25 de junio de 2020.

En el comienzo del encuentro que mantienen el Presidente Alberto Fernández, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta decidieron que el anuncio de la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio se realizará en el día de la mañana.

Las tres jurisdicciones han acordado en avanzar en mayores restricciones a la movilidad que permitan una fuerte merma en la circulación. Tal como se viene expresando la decisión a la que se ha arribado tiene como fundamento la evolución de la situación epidemiológica en AMBA, tanto en la multiplicación de casos como en la contagiosidad del virus.

Los tres funcionarios permanecen reunidos ultimando los detalles del alcance y la implementación de las medidas, como así también la coordinación entre las áreas involucradas de los tres gobiernos.

Las características de la próxima fase requieren precisiones dada la delicada situación que atraviesa el país y las condiciones que impone la virulencia de la enfermedad. "El Presidente, el Gobernador y el Jefe de Gobierno de la Ciudad están comprometidos en alcanzar las mejores soluciones entendiendo que la ciudadanía ha realizado un gran esfuerzo estos meses para lograr los objetivos", informaron fuentes oficiales.

En la previa a la reunión a la que fue citado el mandatario bonaerense por el presidente Alberto Fernández, junto con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Larreta, comenzaron a trascender algunas propuestas que los jefes comunales hicieron en el cónclave del miércoles.

Al ingresar a las 17 a la Quinta Presidencial de Olivos, el Gobernador llevaba una carpeta con diferentes opciones, todas apuntando a una restricción por dos semanas, al menos, en el movimiento de vehículos y personas, para detener el acelerado ritmo de contagio de Covid-19.

Algunas fueron reveladas por el intendente de Tigre, Julio Zamora, en diálogo con el programa "Mañanas Sin Filtro", que se emite por Cadena Río (88.7 FM), algunas de las cuales expresó de manera personal en la videollamada múltiple realizada ayer, en dos turnos. Los de la Primera Sección primero, luego los de la Tercera.

El jefe comunal del Frente de Todos aseguró que "yo mismo propuse que las empresas esenciales, como las alimenticias, laboratorios, farmacéuticas, tengan el mismo tratamiento que las otras industrias que se fueron habilitando, como la automotriz, que usan el transporte propio".

La referencia está relacionada con el incumplimiento que se observa en el compromiso asumido por muchas empresas, y que hizo subir el nivel de transporte de trabajadores en la región AMBA.

"En esta etapa requerimos el esfuerzo de esas empresas para lograr que trasladen a sus trabajadores mediante otro tipo de transporte que no sea el público", dijo.

Sin embargo, no sólo se apunta a reducir el flujo de vehículos, especialmente públicos y masivos, sino también a limitar las salidas de las personas. Es sabida la disputa que ocasionó la decisión de Larreta de autorizar las caminatas o el running en parques de la Capital, duramente criticada desde la Provincia.

En tal sentido, Zamora sostuvo que "también estamos evaluando que haya una restricción más fuerte en la circulación de vecinos, apelando a su responsabilidad".

Zamora fue más explícito al manifestar su deseo de que "puedan salir a hacer sus compras en los negocios de cercanía, pero una o dos veces por semana, no todos los días quizás establecerlo por terminación de documento, o por sexo, o hacer algún tipo de discriminación periódica en los días de la semana hasta lograr que concurra menos gente".

El argumentario de Kicillof también incluiría retrocesos en actividades comerciles: “No vamos a cerrar el almacén del barrio y la verdulería, pero tenemos que evitar que la gente vaya a los grandes hipermercados o a los locales del centro de cada distrito. Debemos alentar a la gente para que vaya al almacén del barrio y eso requiere todo un trabajo para que en el caso de que quienes vayan a hacer compras lo hagan cerca de la casa”, dijo otro de los alcaldes.